He oído pocas miserias comparables a ésa que ha dejado caer el jefe provincial  del PSOE, Javier Barrero, sobre el “favor” que la vicepresidenta de la Diputación habría hecho al hijo del alcalde de la capital al invitarlo a una exposición colectiva onubense celebrada en Bruselas. Mejor no entrar  a fondo en viajes a Bruselas organizados por la Dipu (seguro que Cejudo lo agradece) pero esta insidia, aparte de ruin porque valora el trato político como si fuera algo patrimonial, olvida que Pedro Rodríguez hijo es uno de los pintores más destacados que han roto en Huelva en muchos años, como lo prueban sus importantes exposiciones nacionales y extranjeras. Pero, además, ¿qué tendría que ver, en todo caso, esa “generosidad” con el hecho patente de que el delegata de Educación de la Junta le haya fabricado presuntamente a la hija de la candidata una plaza docente tan ajustada a su perfil? Mal le deben ir las cosas cuando recurren a argumentos tan viles. Casi estoy por decir que quedaban mejor con la boca cómplice cerrada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.