Tiene guasa que la inepcia y la rutina política mantengan una Administración tan incompetentes como para no ejecutar casi por sistema sus propios Presupuestos, pero más guasa tiene que los andaluces tengamos que perder, a causa de esa inepcia y de esa rutina, 7’7 millones de euros procedentes de la ayuda europea. Y ésa ha sido la decisión de la corte Europea como castigo por las irregularidades en los proyectos, en algunos casos tan elementales como eludir la publicación obligatoria en el Boletín Oficial de la UE. No pagan a los discapacitados, nos fríen a impuestos, recortan a mansalva y, encima, tiran el dinero por torpes o quién sabe si por causas peores. No se entiende como sobre los responsables políticos no recae ninguna sanción por ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.