El PSOE onubense ha rescatado el “De entrada, no” de la OTAN, mudado en un “En principio, sí” para referirse a la posibilidad de que el Gobierno cumpla sus viejos compromisos de inversión en Huelva. ¿Habrá AVE en el plazo previsto o el recorte decretado por Blanco nos dejará, una vez más, sin él? Se explica, después de todo, que en estas circunstancias el compromiso se aplace, pero ¿y antes, por qué mientras duró la bonanza –y la crisis sólo era un invento antipatriota, recuerden—tampoco se acarreó un duro para cumplirlo? Pues porque castigan al alcalde pateando el culo de los ciudadanos. No busquen otra clave fuera de ésa, porque no la hay.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.