¿No tiene vacaciones la juez Alaya?, se preguntan con desasosiego en la Junta a la vista de su incansable instrucción. Y ¿podría yo adelantar las mías?, repiten en el eco los letrados del Parlamento. En lo único que lleva razón el “out sider” Gordillo es en que, con la que está cayendo, carece de sentido que los diputados y responsables junteros anden broceándose en la playa, mientras la propia Junta descubre que gastó 1.437 millones por el mismo procedimiento empleado en el “fondo de reptiles”, dato que, a mi entender, complica gravemente la cosa. La única que sigue llegando al trabajo a su hora es la denostada juez. Para los demás, parece que no hubiera ocurrido nada.

2 Comentarios

  1. A Sánchez Gordillo, como buen reloj parado que es, aplica aquello de que da la hora exacta dos veces al día.

  2. Tenga en cuenta profesor que el gobierno de la Junta hace el mayor esfuerzo del an”o organizando la operacion Romero, y a partir de ahi sus fuerzas van decayendo, ahora el verano, despues la rentree,aun cansados,los EREs por aqu’i y alli, el duro oton’o ya pronto la Navidad,en fin a preparar la operacion Romero del an’o proximo, sus fuerzas se van agotando, sea compasivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.