Cierra Ercros la planta de Palos y despide a 123 trabajadores. Llega el director general de Industria del Ministerio y repite lo que Chaves dijo ya hace mucho tiempo, a saber, que “Fertiberia, cerrarse, se tiene que cerrar”. Rotas las negociaciones por parte de la empresa, los trabajadores de Tioxide arrecian en sus protestas, cada día más inquietantes. Y ya se sabe que el cierre de Fertiberia repercutirá sobre el trabajo en Nilefós, en Atlantic Coper y en alguna otra, hasta sumar un total de 6.000 empleos menos. Una mala situación que exige la movilización política, la sindical y, también, un tacto extremado por parte del conservacionismo ecologista. Huelva está en emergencia laboral, lo admitan o no los políticos, con los que no va, evidentemente, la vaina de la crisis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.