La madre del cantante Bruce Springsteen –“Subid el volumen, poneos los zapatos de baile y disfrutad”—ha participado en el homenaje que el antiguo colegio del nene le ha ofrecido en su calidad de triunfador, con un discurso escrito por éste, en el que se hace sin ambages, aunque con cierta ironía respecto del sistema educativo, un rotundo elogio de la mediocridad: “Pasé mis años en el instituto básicamente como un paria y, como mucho, como un estudiante mediocre al que seguramente habrían votado como ‘el estudiante con menos posibilidades de triunfo’ ”. Ahí queda eso, como una pedrada sobre la castigada vidriera de la educación, como un petardazo en pleno rostro de esta sociedad ambiciosa que dicen que prepara obsesivamente a las nuevas cohortes generacionales para que descuellen en la vida por encima de las demás. El ideal familiar de la educación atraviesa una crisis tan profunda que los propios padres no saben ya si será mejor endurecer los controles o entreabrir portillos a la picaresca, si exigir buenos resultados en ‘mates’ y en ‘filo’, o ponerle una vela al santo para que la buena nueva de una “Operación Triunfo” le sea revelada al alevín en tiempo y forma. ¿Por qué estudiar, qué razón hay para perseguir la ‘excelencia’ (como está de moda decir entre los expertos) cuando quien de verdad arrolla en España es quien acaba siendo catapultado por la tele a la galaxia del mercado? Uno de los rasgos más inquietantes que ofrecen esos trampolines a la fama es el resultado generalmente mediocre que logran, es decir, la astucia con que saben elegir mediocres arquetípicos capaces de permitir la identificación/proyección masiva de la ‘basca’ en sus iconos no poco imaginarios. La sociedad –es decir, la tele—ha seguido la senda abierta por los planes educativos. El elogio de lo mediocre que acaba de hacer Bruce Springsteen, como el que (a escala, se entiende) pudiera hacer cualquiera de nuestros “triunfitos”, revela de una vez por todas que nuestra era ha entronizado la medianía en el lugar tradicionalmente reservado a lo sobresaliente.

xxxxx

Lo que ofrece a nuestros hijos el sistema educativo en general es la sustitución del inevitable sentido del deber por la seducción de la aventura. Las pautas juveniles son tiránicas y expulsan con ferocidad de su ámbito a los discrepantes, condenados de por vida a merodear por las orillas de la tribu en lugar de participar plenamente de su reconocimiento y protección. Nunca entendí por qué Sartre sostenía en su “Nekrassov” que la mediocridad no si imita, cuando es evidente que apenas quedan posibilidades de sobrevivir al margen de ella una vez que se ha logrado su instauración como gran pauta colectiva. Al contrario, no hay por qué extrañarse de la tendencia política a primar los planes de estudio permisivos que a la mediocridad conducen, por la sencilla razón de que esa atractiva oferta de lo fácil garantiza la adhesión social en los términos que lamentablemente estamos comprobando desde hace demasiados años. Lo que pretende transmitir el mensaje de Springsteen a sus coleguitas es un espléndido sofisma, no cabe duda: el que sostiene que no merece la pena el esfuerzo escolar porque el destino de cada cual no es un logro necesario sino un azaroso resultado que no depende siquiera de nuestra iniciativa. Recuerdo que un tipo tan azacán como Balzac mantuvo la tesis de que, en su tiempo, era el propio sistema social el que había ‘deificado’ esa mediocridad para poder mantenerse en pie. Si Balzac echara una mirada alrededor nuestro y viera lo que está ocurriendo en las aulas y en el patio de las escuelas seguro que convendría en que en su día exageró los términos de la cuestión. No había dioses entre sus personajes, que yo recuerde. Hoy, en cambio, hemos construido un Olimpo que poblamos a base de organizar un ‘casting’ un martes sí y otro también. La ‘excelencia’ son Bisbal o Chenoa, no por casualidad sino porque así lo han querido los sucesivos Gobiernos.

19 Comentarios

  1. A ver, docentes múltiples del blog, den su opinión sobre el tema. La mediocridad como objetivo. ¿Es cierto eso también aquí? ¿Qué puede perseguir la política degradando la educación? Los padres estamos muy interesados.

  2. No entiendo, estimago anfitrión, por qué se extraña de que los mediocres propugnen la mediocridad. Y no me refiero a Bruce Springsteen sino a quienes, aquí como por ahí fuera, se encargan de ordenar y regir nuestras vidas, establecer nuestras costunbres y proponer los objetivos de nuestra existencia. ¿Qué quiere usted que propongan gente como la ministra del ramo o la de Vivienda o la de Cultura? Vamos, ja, hágase cargo de que la mediocridad no es un accidente sino una consecuencia necesaria de esta enanez política.

  3. La cagada del Boss que comenta el Anfitrión no es sino el consuelo para imbéciles de que no sólo en Expaña sino en todas partes se ensalza, no ya la aurea mediocritas elegida por más de dos y más de tres, beati illi, sino la inmunda mediocritas que tanto vivillo como maneja el cotarro impone solapadamente a la inmensísima mayoría para que nadie destaque.

    Pueden nombrarme la más estúpida y la más brasa de los bloggeros, y lo acepto, por traer aquí viejos chascarrillos. Aquel que dice que el infierno no es aquel terrorífico anillo descrito por el Florentino, sino una inmensa balsa de mierda que cubre hasta el cuello a los condenados. Cada minuto una enorme cuchilla pasa a pocas micras sobre el nivel de la inmundicia. Pero antes una voz atronadora lo avisa, ‘que viene la cuchilla’. Y los condenados sobreviven eternamente a fuerza de hundir la cabeza mil cuatrocientas veces al día.

    Hoy es jueves y paso por el kiosco. Pero los días que no lo hago, es difícil que no me pase por la web de Javier Ortiz, facilísima de encontrar por demás y aquí la dejo

    http ://www.javierortiz.net

    Lo admiro, lo sigo y discrepo muchas veces de su pensamiento, pero derrocha una integridad que es lo que me lo convierte en uno de mis pensadores de cabecera. Hoy firma un artículo más, y van…, defendiendo el derecho de autodeterminación del País Vasco, que afirma que hasta un 80% de los habitantes del paisito desea. Y ya se daría servidora con un canto en los dientes porque un 90% del pueblo español también lo deseara. Pero para ya, para ayer si puede ser. Como Letonia o como Chekia, como Finlandia o Lituania.

    Lo he escrito otras veces y lo voy a repetir aunque me digan ustedes la Morcilla. Referendum de autodeterminación, ya. Y si sale independencia, a negociar pero que ya también, rapidito, rapidito. Que sean independientes cuanto antes. Eso sí, que quien haya cometidos delitos en Expaña, que los purgue, tal un rumano o un argelino. De tratados de extradición, nada. Y las fronteras claritas, nada de Schengen. Con sus aranceles, sus pasaportes, sus aduanas y su canesú. La electricidad, ya que no quisieron nucleares en Lemona, que las paguen al precio que le impongan las odiosas empresas expañolas. Será un paisito que deberá solicitar su entrada en la UE, salirse del euro -que acuñen su monedita-, que pague sus cuotas de mercado y que pida por fa, por fa, que tengan sus electrodomésticos blancos buena acogida en Expaña, y que de una vez sus acerías dejen de disfrutar de gabelas en este otro puto país al que tanto odian. Que tengan su liguita de Primera con el Atlethic, con la Real que deberá cambiar el adjetivo, y con el Barakaldo y el Indautxu, y el Eibar y el Sanse. Pero que si quieren venir al Bernabeu o al Zorrilla, al Villamarín -huy, como lea esto donManué- o a la Condomina que sea para una pachanguita… Y así tó seguío. ¿Que quieren sopa ? Pues expañolitos, a qué esperamos, démosles tres tazas, tres veces al día. Y si mantienen sus ansias expansionistas y anexionistas, que la ONU se pronuncie y la OTAN respalde a un miembro, huy otra vez, lo que se me ha escapao, ante la agresión del nuevo vecinito.

    Una conoció aquella escuela en que se izaban las banderas y se cantaban los himnos. Al final venía lo de España, ¡una !, España, ¡grande !, España, ¡libre !. España pasará a ser Expaña, con lo que quede, supongo que el país más bien pobrete de las Andalucías, los Aragones, las Extremaduras y las dos anchas Castillas, más los michelines, Arzallus dixit, de Murcia, la Rioja -ahí es ná, con Suso, Yuso y el román paladino, tan inferior al euskara- Cantabria, ojito a los expansionistas, Asturias y su Santina, Galicia que son morriñosos pero ni un pelo de tontos, y en todo el medio el poblachón manchego, con su museillo del Prado, con su banquito allí junto a la Cibeles y esa call’Alcalá con sus nardos.

    Díganme con la mano en el corazón, ¿no les hace más ilusión esta Expaña -no he nombrado a los catalanes porque tontos no son y ya se orientarían, ya- que seguirá con su virgulilla en la última sílaba, libre de levantadores de piedras y de espatadanzaris ridículos ?

  4. Pero ¿autodeterminación de quién, de los vascos sólo o de todos los españoles? Porque para deshacer una sociedad no basta que lo quiera un socio sino la mayoría. Ortiz es aberchale, además, o sea que su argumento va tocado en ala. Por cierto, aquí el patrón siempre tuvo ese nick en su web, ¿se dice así?

  5. Dicen que en la antigua Atenas de Pericles, en la cima de la democracia política, se sorteaban todos los cargos públicos, para que los mediocres pudiesen gobernar sin complejo. Sólo se reservaba al sistema electivo un cargo realmente importante: el de general en jefe. Porque con las cosas de comer no se juega y Atenas se gastaba sus enormes ingresos que le proporcionaban las minas de plata de Laurión en gastos militares, con lo que disponía de una flota que había logrado vencer incluso a la del enorme Imperio Persa. Y Pericles, el famoso campeón de aquella democracia, era precisamente un general, no un presidente de la República (cargo que sí era sorteable). Atenas logró un imperio propio y expandió las democracias con imposiciones de libre mercado bajo la moneda ateniense. Y eso lo logró el gobierno de las masas mediocres.
    Eso pasaba en un mundo donde la política era real (o sea estaba planteada en términos bélicos: ‘política’ es el arte de vivir en ‘polis’, y una polis no era, como se suele decir y como prueba con facilidad el caso de Esparta, que le ganó la guerra a Atenas, una ciudad-estado, sino un estado embrionario basado en ‘pólemos’, la guerra). Hoy las cosas evidentemente han cambiado, sobre todo en Europa, pero las mediocridades siguen siendo hay tan interesantes como antaño para quienes realmente tiene el poder. Un autor inglés creo recordar que, en el siglo XVIII, escribió una frase que no tiene desperdicio y que venía a decir que “como todo el mundo sabe, menos los idiotas, hay que mantener ignorantes a las clases trabajadoras o nunca serán industriosas”. Sólo hay que hacerles creer que miles de millones de moscas no pueden estar equivocadas….

  6. Tranquilo, don Trebonio, porque seguro qie el Patrón se da cuenta. Qué bien si ARV o algún otro de los “clasicistas” que merodean por el blog se animara a comentar el tema, por ejemplo en el sentido de Adrados en su libro sobre “La democracia ateniense”, que tanto le gustaba al patrón. Además, ¿qué le extraña, que haya un rechazo creciente hacia la democracia? Pues culpe de ello a los polítiocs, a los de Marbella que quedan más cerca, pero también a tantos y tantos, de aquí y de fuera, Lo raro es que la gente siga ahí, eso sí que es raro, viendo lo que está viendo y pagándolo al precio que lo está pagando. ¿O es que usted cree que un Ayuntamiento como el de Sevilla trajinando con facturas falsas es de recibo? Seguro que no, don Trebonio.

  7. Por fin Telefónica me quita la venda de los ojos y la mordaza del teclado dándome línea en mi teléfono de vacaciones.

    Estupenda Doña Marta Sicard en su comentario del lunes.

    Con el sistema de cargos por sorteo que nos describe Anónimo, difícilmente nos estaría gobernando ZP y sería matemáticamente imposible el triunvirato Rovira/Maragall/Zapatero.

    Volviendo al tema:
    La mediocridad es una exigencia de la Ley Natural que acabó definiéndose como la Teoría de la Evolución.

    Los mejores pocas veces han salido de la educación tipo de su tiempo. El propio Darwin era un desastre tanto en sus estudios como en su orientación profesional. El viaje del Beagle fue una chamba que se cruzó en su camino y permitió que aflorara la chispa de su genio.
    Ramón y Cajal fue suspendido repetidamente en histología.
    ¿Quienes hubieran sido Einstein, Newton o Edison si hubieran nacido un poco antes o un poco después?
    El mismo Juan Ramón Jiménez seguramente no habría sido nadie si se hubiese tenido que ganar el sustento.

  8. Me ha convencido Saint Germain y ahora mismo voy a pensar en una alternativa a esta democracia horrible…¿ quizás una organización de hombres escogidos y brillantes, inasequibles al desaliento y dispuestos a todo por la Patria única e imperial ?…
    Solo nos falta el himno y la indumentaria, la materia humana está en este blog.
    ¡Pero claro ! conmigo no cuenten…pero no por falta de voluntad…es que creo que no voy a estar a la altura.
    El Sr. Smith creo que tampoco va ha estar.Aunque sé muy bién que el no es de mi cuerda.
    El lider ya lo tienen ¿ no patrón?

  9. No por repetir una mentira acaba siendo verdad, no sea stalinista, Trebonio. Nadie en este blog es “materia” para dictaduras, ni siquiera usted, probablemente, pero criricar la democracia en su funcionamiento degradado no es pecado sino virtud. ¿Qué le diría usted a Bourdieu, maestro de aquí el Jefe, qué a los críticos liberales americanos o ingleses, qué a los neomarxistas que se espantan del pasado pero lamentan el presente? No debería seguir usted por ese camino insultante, por el que nio irá a ninguna parte, desde luego. ¿Oyó a su González decirle ayer a Jesús Quintero que lo que le gusta de ZP es su ‘baraka’? Pues ya ve la idea que tiene un “socialista obrero”, “científico” por supuesto, de la función política: una especie de “fortuna” maquiavélica, sin necesidad siquiera de “virtú”. Salud y estudio, Trebonio. Y respeto a los demás.

  10. ¿Quién dice que no por repetir una mentira acaba siendo verdad? No hay sitio en el blog solo para las que nos han machacado en los últimos tiempos que a fuer de repetirlas se han convertido en dogma de fe.

    Por lo demás estoy con Vd. en el 99/%.

  11. Retiro ,Saint Germain, la broma estúpida que le haya podido ofender.La retiro de corazón.
    Quiero añadir que el Sr. Gonzalez, aparte de no ser nada “ciéntfico”, es probablemente uno de los peores ejemplos de hombre de izquierdas de nuestra historia reciente.
    En cuanto a mí, Sr. Saint Germaim, a pesar de mis muchas presentes frustraciones politicas, no puedo dejar de luchar por lo que siempre lo he hecho…
    Pero está claro que este no es mi “tajo”. ¡Adios por una temporada.!..no digo “hasta nunca” porque eso me parece mucho tiempo.

  12. Vaya cabreo inusitado, tampoco era para tanto. Sorprende esa descalificación de González hecha ya con el pie en el estribo, pero creo, en cualquier caso, que es una lástima que se vaya Marco Trebonio en uso de su soberana libertad. Seguro que el patrón, que tiene correa larga, no sé si lo lamentará, pero tampoco lo ha de celebrar.

  13. He quedado impresionado por el “discurso” de Epigramática, sólo que me he acordado de tantos colegas y amigos (o en orden inverso) que viven en Euzkadi y que han sufrido y sufren tanto por la barbarie de unos pocos, porque la barbarie es de unos pocos. Y he sentido asco de mi mismo por este sentimiento, y he sentido asco de mi “admirado” Javier Ortiz. No creo tener derecho a olvidar la realidad de quellos que en Euzkadi tanto hacen por las libertades. Lo siento Epigramática, aunque el discurso es brillante, la realidad es otra y la libertad es irrenunciable.

  14. Tiranía de lo mediocre. El tema es profundo, el tratamiento fino. Aquí nos hemos ido un poco por las ramas –para eso están los blogs–, pero quiero consignarlo. No solemos acordarnmos del mérito de quien, como el patrón, se traga todos los días el sapo laborioso de elegir un tema incñomodo, pensarlo despacio, darle hilo a la cometa y escirbirlo con tino. Yo se lo agradezco mucho, desde hace años.

  15. Curiosa réplica de M. Trebon. a Saint Germain. Este hombre no entiende de términos medios, ni de discrepancias, por legítimas que sean. ¿Por qué le sugeriremos los bloguistas, tan distintos, un perfil fascistoide (hombres insaquebibles al desaliento, el imperio y todas esas tonterías), en qué estará enredado este hombre para no ver más que fantasmas por donde va? Es curioso, porque vengo observándolo y, aunque pensé al principio que pudiera ser un mero provocador, he llegado a pensar que puede ser un hombre de izquierda, eso sí, desorientado como la mayoría estamos, sin norte en medio de este berengenal. Y eso es malo poorque lo repliega a uno hacia la caverna íntima. Si se va lo sentiré, pero no oculto mi enfado ante tantos desprecios injustificados como se ha permitido con todos nosotros.

  16. Vale D. Marco, pero cuente con mi simpatía. Le comprendo porque lo veo como gallo en corral ajeno.

    Le aseguro que ni GM, a quien sigo y respeto desde hace muchos años, no somos de la derecha. Ambos hemos sido críticos con cada gobierno que hemos conocido porque, a mi entender hay que pedir cuentas a los que nos administran, independientemente de que le hayamos votado o no, para impedir que hagan de nuestra capa su sayo. Del resto del blog creo sinceramente que el nexo común es la crítica al Poder.
    Vd. y yo disentimos en muchas cosas pero no lo considero ni mi enemigo ni mi contrario.

    Cuando vuelva a mi casa le escribiré, y si es posible, le invitare a tomar unas cañas conmigo.

    Estoy seguro que cuando decida volver al blog, mejor antes que después, será bien recibido por más de uno.

  17. Un multiorgasmo, don Isaiah. Eso es lo que me ha provocado su discrepancia. Al parecr ha tenido la paciencia de leerme. Una es verborreica en la frutería y aquí, sólo representa a esa mayoría de marujas y paletas que toman conmigo el desayuno de las diez en el bar de barrio.

    Pero lo que digo, sin ambages es que el paisito necesita cuanto antes ya una verdadera guerra civil, pequeñita eso sí, pero con vencedores y vencidos, aunque parezca que copio a don Fedeguico. Sus amigos dolientes han sido hasta ahora víctimas pascuales, coderos inocentes de los ángeles exterminadores de un solo lado. Si tan dotados de atributos como siempre parecen manifestar, -estoy entreviendo en la tele “la pelota vasca” que grabo para rumiarla más despacio- tal vez tenga que nacer un ejército de unionistas como el del reverendo Paisley, no un apañete de sicarios o de gales, y darle en toda la boca a los de la goma dos, meterle petardos bajo el escénic, molotear las herriko tabernas, colgarle un gato ahorcado en la puerta a algún chulopiscina de los que fanfarroenan en la mayor impunidad y formar si preciso fuera alguna partida de la porra para que no se sintierna tan relajados con sus vesanias.

    Que a quien escupe en el vino de un españolazo, le pongan la cara de bultos y colores al volver al caserío. Y luego el partido de las leyes viejas, que se defina de una puta vez. Como entre paréntesis digo a los del nordeste. Que digan de una vez si quieren ser paisito, modelno y fardón, pero con moneda, fronteras y aduanas, en cola para entrar en la UE o si van a mantener para siempre el numerito de que no todos somos iguales, faltaría plus, ya que a los más iguales hay que echarles de comer aparte, por supuesto las más sabrosas tajadas y los postres más exquisitos. El mozo del hígado podrido ya dijo con su voz enturbiada por el etilismo crónico, que federalismo asimétrico. Le respondió el bellotari -a mejorarse, tron- que quien quiere comer aparte es porque busca servirse más cantidad y lo mejor de la olla común.

    Disculpen una vez más a esta marujona, que tiene una lavadora que tender y los cacharros de la cena en remojo. Un beso para quien lo quiera recibir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.