Votar a IU el domingo va a ser lo mismo que votar al PSOE. Si será así, que el candidato a la alcaldía sevillana anuncia desde ya –reproduciendo el cuestionado esquema del PA– que exigirá para ese pacto anunciado compartir no sólo el gobierno municipal sino el autonómico. Y es muy legítimo, claro, pero entonces, ¿por qué tratan de denigrar al futuro socio acusándolo de ser el gran protector de los bancos o de aplicar políticas derechistas iguales a las del PP? ¿Cómo se come eso de pactar con un partido al que se considera agotado en su ciclo y al que se acusa de corrupción? IU sabe que sin el PSOE no es nada. Lo justo sería que se lo explicara a sus eventuales electores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.