La ausencia de tres diputadas enfermas y la voluntaria de Chaves ha hecho perder el PSOE una votación en el Parlamento andaluz y Chaves se propone blindar su mayoría para el futuro cambiando la norma de manera que puedan votar sus Señorias ausentes cuando esté justificado. ¿Y cómo se come eso de un voto no presencial en una asamblea, qué amnesia ha hecho olvidar a nuestro próceres la antigua imagen de los diputados impedidos conducidos en camilla hasta la Cámara para posibilitar su voto? El voto es del diputado, no del partido, y ha de ser emitido en su momento y en forma reglamentaria. Lo demás será otro abuso que, podría beneficiar a todos, pero que blindaría un a mayoría absoluta incluso contra el Destino. Sería bueno respetar la vieja democracia en lo que de ella queda formalmente vivo. Es lo menos, y quién sabe si será lo más, dadas las circunstancias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.