Era demasiado serio, demasiado digno, demasiado coherente para ser cierto. A la spocas horas de pronunciarse a favor de que se cumpla lo dispuesto por la Mesa Antitransfuguismo contra el pacto de Jabugo, el secretario de Organización de la Ejecutiva Federal del PSOE, Álvaro Cuesta, ha dado marcha atrás despepitado para aclarar que los hechos –¡los mismos que juzgó la Mesa, los mismos a que él se refería antier!– han de ser confirmados. O sea que el hombre pudo tener un arranque de seria honradez pero enseguida vino el tío Paco con la rebaja y lo obligó a ponerse de rodillas. Se trata ahora de que, o salen bien parado Chaves y Barrero, o quedan como la Chata el PSOE y la ministra Salgado que preside aquel órgano. O ambas cosas, porque este personal es capaz y capataz de hacer doblemente mal hasta las cosas más sencillas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.