Tras el debate del domingo, humeante aún al plató por la cohetería con que Arenas acorraló discretamente a Chaves,  el “neutral” Canal Sur obsequió al personal con una sesión de comentario político que fue un auténtico tercer tiempo de ese partido que perdió el casero. Hubo en él dos voces femeninas que hicieron lo que pudieron para salvar el brete,  pero lo justo e instructivo hubiera sido informar a los espectadores con una breve reseña profesional de los intervinientes, desde el “arrecogío” en el ente tras separarse del propio Arenas, a cuya sombra se inició, hasta los que han sido (por hablar en pasado) empleados de empresas propiedad del propio Chaves. ¿Eso es todo lo que Canal Sur –dirigido por el ex-portavoz de Chaves– puede encontrar en Andalucía, nunca aparecerá una voz crítica o independiente en su pantalla, ni siquiera en campaña se respetan ya al menos las apariencias? Menos mal que debió ser escasa la audiencia que no dio el botonazo. Canal Sur –y en consecuencia, Chaves– remataron con esa operación este parto de los montes que tan sencillo hubiera sido producir si Chaves no hubiera tenido tanto miedo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.