El tercer pie

El golpe separatista no tiene otra solución que la unidad patriótica del “bloque constitucionalista” –es decir, PP, PSOE y Ciudadanos— frente los enemigos de la legalidad. Pero lo malo es que no hay un PSOE sino tres o cuatro: el de un Sánchez ambicioso y los suyos, que buscan el poder, sin más; el de un PSC que se agarra a la ambigüedad para disimular su fracaso; el andaluz, que muestra lealtad al Gobierno aunque nade y guarde la ropa; y el de los padres del invento que, como antier González y ayer Guerra, se aferran a la E de español, censurando los enredos sanchistas, abogando por la aplicación del 155, defendiendo el uso legítimo de la fuerza y hasta sugiriendo la intervención del ejército frente al caos. Para bien o para mal el futuro está en manos de este revoltijo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.