La visible sobreactuación del socio y del agraviado, Ciudadanos y Vox, no sólo está desmoralizando a los ciudadanos sino que anuncia el calvario que va a ser la próxima legislatura para quien acabe presidiéndola. Unos extremando la nota de “incorruptos”, los otros embriagados por el éxito inesperado y no digerido, permiten entrever ya, lamentablemente, lo difícil que será, para quien al fin gobierne, encarar la coyuntura más difícil vivida en nuestra autonomía. ¡Lo van a traer mártir! Es el prohibitivo precio que tendrá que pagar por viajar acompañado de novatos la nueva etapa. Se aprende pronto a exigir, tarde siempre a sacrificar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.