Sería temeraria la tesis de que los asuntos judiciales investigados en España, cuando afectan a la política y, en especial, al poder, se “sacan” cuando más interesa a estos o aquellos. Pero hay hechos que, desde luego, resultan sugeridores de esa incómoda tesis, tales como el destape final del saqueo de Marbella, la aparatosa detención nocturna de la Pantoja, el zambombazo del alcalde de Alhaurín, los manejos del “caso Astapa” y tantos otros. No deja de ser curioso que, tras un año de investigaciones, la autoridad no haya decidido destapar el “caso Ronda” y meter preso a su alcalde y ediles del PSOE hasta que las municipales han pasado, por ejemplo. ¿Casualidad, simple coincidencia? Pues puede, no seré yo quien diga lo contrario, pero la rareza sigue estando ahí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.