Se denuncia la falta de cardiólogos de guardia durante los fines de semana y otras circunstancias,  también dicen desde Almería que la ausencia de camilleros impide el traslado de enfermos en un servicio de ambulancias que acumula las denuncias de diversos sindicatos, los mismos que sostienen que hay “recortes” hospitalarios aplicados durante el verano que no se han levantado al pasar la estación. La Junta no “recorta”, según ella, pero ya se avisa del peligro que supone sufrir un infarto en esas fechas o pertenecer a alguna de las comarcas con servicios reducidos. Mal deben de andar las cosas por el SAS cuando ni en la recta final hacia las elecciones autonómicas se tapan esos agujeros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.