Hay que andarse con pies de plomo en el ciberespacio. Hace nada y menos un correo que recibió medio mundo avisaba sobre el riesgo que representaba beber agua del grifo al haber sido ésta envenenada por grupos terroristas, de paso que invitaba a ampliar la información conectándose a un ‘link’ que, lejos de informar al curioso, lo que hacía era deslizarle un ‘troyano’ en el disco duro. Las primeras noticias posteriores eran cataclismáticas pero, por fortuna, una evaluación más fundada del ataque acabó estableciendo que los daños probablemente debían de haber sido mínimos y no colosales ni irreparables como primero se dijo. Una vez más se comprobaba que no es oro todo lo que reluce en esa que Manuel Castell llama “La Sociedad Red” ni fiables muchas especies que pululan universales e instantáneas por ese ciberespacio ante el que, queramos o no, todavía vamos de pardillos la mayoría de los usuarios, expuestos a la implacable trampa (‘hoax’ dicen los expertos) que ha prestado alas a una leyenda urbana que, ciertamente, no es más que el efecto inevitable de la difusión sobre un tópico preexistente, pero que no me dirán que no constituye una jodienda. Cuando la Agencia EFE publicó recientemente la información falsa de que Bush era el presidente americano con menor ‘CI’ (cociente intelectual) del último medio siglo y quién sabe si de todos los tiempos, picaron el anzuelo la mayoría de los grandes medios españoles y muchos de por ahí, ninguno de los cuales se paró a verificar un hecho que los guasistas atribuían cucamente a un ‘Instituto Lovenstein’ que resultó ser más falso que la papisa Juana. Carece de importancia la peripecia informativa, los desmentidos posteriores y el pitorreo generalizado porque, entre otras cosas, de lo que se trataba era de difundir una idea, un estereotipo más que generalizado y que, como tal, había de tener el éxito que tuvo. Hoy por ti mañana por mí, la verdad, estas cosas deberían inquietarnos más que de lo que nos han inquietado hasta ahora.
                                                                 xxxxx
La posibilidad de una difusión universal e instantánea del conocimiento, en cualquiera de sus niveles, resulta, seguramente, tan atractiva como arriesgada. Pero esa conclusión no me interesa tanto, sin embargo, en esta historia como la comprobación de ciertos fracasos éticos de la banda progresista (ya me entienden) que encuentra justificado, al parecer, difundir un bulo descalificador contra un personaje con la sola condición de que el perjudicado sea un adversario incuestionable. En USA republicanos y demócratas mantienen una antigua competición de bulos que van desde los inverosímiles amantes de lady Reagan convertida en una Mesalina hasta la inacabable saga de despropósitos de los Bush, como en Francia llevan un año echándose basura mutuamente los partisanos de los dos grandes candidatos clasificados antier para la segunda vuelta. Sin control posible, sin el menor recurso ante la acuidad del mensaje informático, la velocidad de su difusión y la práctica impunidad que le ofrece el disfraz cibernético, Internet es una herramienta que abre una nueva era, no vayamos a confundirnos, pero también un polvorín de libre acceso en el que cualquiera puede meter o sacar los materiales más alarmantes. Por lo que, a mi vez –me informan de buena tinta– es probable que al menos seis de cada diez entre quienes se enteraran en su momento del “hoax” sobre la torpeza de Bush conservarán fatalmente esa información incorporada a sus convicciones por la única pero poderosa razón de que aquel estereotipo circulaba ya entre ellos. La competición política encuentra así un nuevo plano posibilitante de alcance incalculable por el que deslizar bulos lo mismo fatales para el rival que estupendos para los propios. Por cierto, Bush tiene un ‘CI’ bastante superior a la media. Que no lo parezca no hace más que facilitarle el juego a los desaprensivos.

14 Comentarios

  1. 10:45
    “Que no lo parezca no hace más que facilitarle el juego a los desaprensivos.” Dice ja.

    Desde luego Bush no parecía muy listo antes de las elecciones, que por cierto gano con la ayuda contable de su hermano gobernador, pero es que desde la investidura hasta el 11 S no parecía ser nadie en su propio país, a pesar de ser el hombre más poderoso del mundo.

    Cuando se atrevió a respirar después de los atentados, enarboló la bandera de la venganza y se convirtió en dios. Nadie resulto más beneficiado por los atentados que el propio Bush.

  2. El CI siempre me ha parecido un instrumento altamente sospechoso, que sirve para todo y para nada. Personalmente cuando me dice una madre que su hijo tiene un CI de más de 100, la escucho con desconfianza. Es una estadística más, ya las estadisticas, como todo el mundo sabe, se les hace decir todo y su contrario.

    De que el net, más que un instrumento de difusión del conocimiento pueda ser uno de manipulación (anglosajona) es evidente.El net como los libros o la escritura, o el teléfono son meros instrumentos de comunicación. Los poderosos pueden imponer su visión del universo y hasta de la historia.

  3. Miente que algo queda. Pedro J. con lencería femenina; Guerra y su dieta de bombones; el 11 M y … Ay el 11 M, y el 12M, y el 13M.

  4. Sin doña/sor Epi, la vida del blog es un jardín sin flores.
    En efecto, como enseñante, desconfío del CI (aunque no tanto como “madán” Sicard). HUbo genios tomados por bobos y viceversa. Más de un “precoz” he conocido en mi vida enseñante que ha durado lo que una burbuja de jabón.

  5. La sociedad organizada tiene la manía de clasificarlo todo, medirlo todo, jerarquizarlo todo. Y eso cuando es posible lo hace y cuando no lo es también. Ya veremos a dónde nos conduce esta cultureta del test. Personalmente no me lo creí cuando me dijeron que casi doblaba a mi hermano en inteligencia. Cuarenta años después todo indica que el psicólogo andaba equivocado.

  6. ¡Ave María Purísima! Con la venia, don ja: definitivo el razonamiento sobre el poder del mito y su independencia de la Verdad. Yo sé que usted disngue con la debida propiedad entre mito y Religión, como sé que hay mucho evemerista entre nosotros que no lo harían. Me gustaría que alguna vez extienda la reflexión a la fe científica, a la confianza –tantas veces debelada por al propia Ciencia– en hipótesis/dogmas no poco parangonables con estos otros de que habla hoy. Un conocido suyo, Cassirer, dijo ya algo sobre el tema si no recuerdo mal.

  7. querido gm: pídale a la pícara monja que vuelva, que seguro que a uestde le hace más caso que a esta prole llorosa que se lo implora en vano. Sin ella, mejorando lo presente, incluso temas como el de hoy se nos quedan un poco en la parte fría…

  8. Don Pepito Grillo: Nadie saco tanto beneficio de los atentados del 11-S como el Sr. Buch, con la bandera de la venganza. Pero algo tendría que ver su CI, para obtener ese beneficio, cuando con los atentados de Madrid, les sirvieron a otros para quitar del gobierno, al mejor gobierno que hemos tenido nunca, y que había hecho de España una nación a tener en cuenta para los repartos de responsabilidades. Estábamos a punto de terminar con la ETA, la cual cada vez que intentaba cometer un atentado los cogian con las manos en la masa. Cuando el Sr. Aznar prometía la entrada en la moneda única europea, y España que no cumplía ninguna de las diez condiciones que exigía Europa, recuerdo que el Sr. Borrel, cerebro privilegiado socialista, estaba seguro que era imposible que entrara España si lo dejábamos en manos del Sr. Aznar. No hicimos caso al Sr. Borrel, entramos en la moneda única Europea y en el primer grupo, porque reuníamos todos los requisitos exigidos por Europa.Don Pepito Grillo: Nadie saco tanto beneficio de los atentados del 11-S como el Sr. Buch, con la bandera de la venganza. Pero algo tendría que ver su CI, para obtener ese beneficio, cuando con los atentados de Madrid, les sirvieron a otros para quitar del gobierno, al mejor gobierno que hemos tenido nunca, y que había hecho de España una nación a tener en cuenta para los repartos de responsabilidades. Estábamos a punto de terminar con la ETA, la cual cada vez que intentaba cometer un atentado los cogian con las manos en la masa. Cuando el Sr. Aznar prometía la entrada en la moneda única europea, y España que no cumplía ninguna de las diez condiciones que exigía Europa, recuerdo que el Sr. Borrel, cerebro privilegiado socialista, estaba seguro que era imposible que entrara España si lo dejábamos en manos del Sr. Aznar. No hicimos caso al Sr. Borrel, entramos en la moneda única Europea y en el primer grupo, porque reuníamos todos los requisitos exigidos por Europa.

  9. 22:53
    Muy acertada la puntualización de don Pangloss a mi comentario de ayer.
    Cuando lo escribí sólo conocía la primera declaración de Bayrou, o sea la falsa, después ya hemos visto la descarada oferta de los votos, que considera suyos a Segolene, que como se descuiden los franceses, puede ser la ZP francesa, pero más guapa (triste consuelo).

  10. Me pregunto cual será el CI de ZP. Debe de andar muy por debajo del de Glez/Pte/Pendiente/X y, sin embargo, ya ven cómo se lo ha sacudido de encima.

  11. Me guataba más el sitio antes de que el jefe se cerrara en banda o lo que haya sucedido. Destino muy español: lo que funciona, se cierra. No saben cuánto lo lamento.

  12. ¡Vuelvan, por favor, vuelva doña Epi! ¿Será preciso pedírselo a don gm, será él –que tendría sus motivos– el comandante que mandó parar?

  13. Hoy sin ir más lejos hemos desaprovechado una interesante columna, un tema bien interesante. DEestino de españolitos: destruir lo que tenemos, incluso si marcha bien. Don jagm nos debe al menos una explicación, que doy por seguro que tiene.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.