Los teóricos de la Andalucía “cruce de culturas”, “crisol de razas” y demás pueden estar contentos con el respaldo que les concede la realidad. Fíjense en estos datos, al margen de cualquier valoración ideológica al uso: en Andalucía se hayan instalados ya, por primera vez en la Historia, más de 200.000 inmigrantes ilegales, concretamente (contabilizados los de origen europeo), el primero de marzo pasado había en nuestra comunidad 208.250 de ellos. Un ejército, qué duda cabe. Sólo en enero aumentó nuestra estadística en 27.272 nuevos inmigrados y eso que el gran tráfico, como todo el mundo sabe, se ha desviado esta temporada a Canarias. Habrá que repensar ese problema sin prejuicios (sin xenofobia pero también sin papanatismo, quiero decir), será preciso calcular cual es la capacidad real de resistencia de nuestra sociedad y de nuestro mercado laboral. Y nada de ello se ha hecho hasta ahora, convertida la inmigración –como todo—en arma arrojadiza entre los dos grandes partidos. Hemos cruzado la raya de los 200.000, sin embargo. Andalucía tiene hoy pocos problemas como ése.

1 Comentario

  1. ¡Por Dios, un Profesor Titular en excedencia de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Autónoma de Bilbao tiene problemas más importantes!. No sea Ud. malévolo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.