Otra semana de arresto ¡y van ocho! Por fin hemos alcanzado el “rango 100”, o séase que, tras el obligado lamento fariseo, oiremos celebrar que los partes diarios de la tragedia no alcancen las 200 víctimas. ¿La luz al final del túnel? Cualquiera sabe, a la vista de ese plan de “desescalada” que por ahí comparan con un “sodoku” y en el que se parapeta el Gobierno para consolidar su autocracia a base de decretazos, órdenes y contraórdenes ministeriales. ¡Qué más da, cuando el Presidente sostiene que Almería linda con Cádiz! Seguiremos secuestrados en casa, pues, pero es forzoso insistir en que jamás una situación tan grave anduvo en manos de un Gobierno tan insolvente. El sanchismo no supone sólo el fin del PSOE (cómo balbucean sus dirigentes históricos) sino el irresponsable ejecutor de la ruina nacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.