El paro. No pueden con él. Ni siquiera tienen idea –da la impresión—de por dónde empezar a combatirlo, ni de qué hacer para frenarlo siquiera. Tres cuartos de millón de andaluces sin trabajo significa casi el doble (el 43 por ciento exactamente) en el último año, a razón de 1.044 parados por día de febrero y embalados hacia el temido millón. Y no hacen nada, aparte de gestos para la galería, algún que otro aguinaldo y los famosos “paquetes de medidas” tan vacíos como la pura rutina. No hay un Gobierno capaz de afrontar esta lacra ni una Junta con peso para una política de emergencia cuya necesidad ya no es posible disimular. No saben por dónde empezar y se limitan a decir que peor les va a las autonomías del PP, lo cual es incierto por completo. Urge una crisis contra la crisis. Algo que no harán quienes tienen el gran sueldo asegurado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.