Fíjense qué cosa más rara: Valderas, el coordinador de IU, sale voluntario a la palestra para defender a la consejera de Hacienda de uno de los tocomochos más descarados entre cuantos ya conocemos, pero al mismo tiempo afirma en un documento político destinado a la próxima Asamblea de junio, que el pacto que mantiene a Griñán y al PSOE en el poder andaluz no es más que una “alianza táctica y defensiva” dado que el PSOE “es un partido viciado por treinta años de poder absoluto”. ¿O sea que usted se alía con los viciados a cambio de cuatro despachos y otros tantos coches oficiales? Me temo que los votantes de IU descubran los trucos radicales de la coalición antes de que concluya la legislatura. Desde luego, menos vergüenza no se había visto aquí ni en tantos años de descaro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.