Extraña, incomprensible la actitud del grupo municipal del PSOE burgalés al solicitar al Pleno que revoque el acuerdo de la Junta Local que apoyaba la candidatura de Málaga a la capitalidad cultural europea como condición imprescindible para lograr los objetivos propios. Tendría que explicar ese grupo por qué cae ahora en la cuenta del perjuicio que podría ocasionar ese apoyo concedido en octubre del 2004 y si tiene o no tiene que ver con el negocio el color político del Ayuntamiento andaluz, pero en todo caso, es al propio partido –el mismo, en teoría, en toda la “federación” española— al que corresponde aclarar cual es su posición en este contencioso. ¿Apoya a Málaga el PSOE o se opone a su proyecto? Que esa pregunta pueda tener respuestas distintas en Burgos y en Málaga no quita para que resulte necesario responderla antes de las elecciones municipales. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.