No se explica la enemiga del PSOE contra el Recre, que tan malos resultados les dio ya cuando Ceada estuvo a punto de permitir que el Decano desapareciera. Asocian su imagen a la del PP, que fue quien lo salvó desde el Ayuntamiento, quien hizo el Estadio y propició la mejor ejecutoria del club más que centenario en toda su historia. Y ahora aprovecha el traspiés competitivo y el consiguiente fracaso económico para forzar un estado de opinión contra la vieja institución popular onubense que, muy probablemente, acabará volviéndoseles en contra como se les volvió entonces. Hay cegueras incomprensibles, pero las que provoca el partidismo son insuperables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.