El fichaje de Cristiano Ronaldo por el ‘Real’ de Florentino Pérez está dando lugar a más de un comentario cuestionable. El publicado en este mismo periódico, en grandes titulares, que informaban de que ‘FP’ habría comprado al divo portugués en cincuenta y tantas veces su peso en oro, como si a estas alturas alguien supiera cual es la cotización del oro una vez pulverizado su patrón por las circunstancias. O el lanzado a toda portada por el ‘Wall Street Journal’, nada menos, que incluía una crítica más o menos subliminal a esa famosa operación, como si la crisis tuviera algo que ver con el negocio y la mamela futbolera. ¿Es un disparate, es incluso una ofensa a esa circunstancias precarias echarse al monte financiero y soltar 90 millones de euros por un sujeto al que habrá que pagarle, además, una millonada anual? Pues pueden opinar lo que gusten las ‘cabezas de huevo’ del “Journal’, pero a mí me parece que criticar la estrategia inversora de Florentino implica el error de confundir a un sociedad deportiva como el ‘Real’, sin caer en la cuenta que, “más que un club” –ahora sí que sí–, el ‘Real’ es una gran empresa mercantil que vende imagen por todo el mundo desde brasil a Japón pasando por el África hambrienta. ¿Se criticaría a una metalúrgica o a una cervecera por echar sobre el tapete, con la que está cayendo, esa millonada como inversión? A mí me parece que no, sobre todo, porque no es la primera vez que Florentino le acaba ganando dinero a sus grandes dispendios con la cosa del “marchandising”. Recuerden lo que ocurrió con Zidane y Beckam, por ejemplo, y esté atentos porque ya verán la que se va a organizar ahora, a golpe de camiseta, con esos nuevos divos que están haciendo saltar la banca y el mercado a golpe de talonario.

xxxxx

El ‘Real’ es una gran empresa y eso es lo que explica la escandalosa lucha por el poder que se registra en su seno desde hace años. Lo que quiere decir, que el deporte, y no sólo el fútbol, ha mutado radicalmente al convertirse en masivo, debiendo adoptar para su éxito –incluso en los supuestos en que los clubs no adopten una estructura mercantil, como es el caso– las fórmulas propias del mercado, sus audacias y su riesgo connatural. No ha entendido nada el ‘Journal’, supongo, al ver en el fichaje de Ronaldo o en el de Kaká la expresión de una “hybris” o desmesura contraria ala crisis. Al contrario, yo creo que semejantes exhibiciones financieras son una muestra más de que el Sistema no es el que está en crisis sino sus usuarios, es decir, no los jefes sino los indios. El fútbol –bonito o práctico, eso es lo de menos–, como el baskett en América, son un sector económico sano en el seno de una sociedad económicamente comatosa. Por eso quizá Ronaldo se exhibe con Paris Milton, esa peligrosa ménade, sin que ‘FP’ se inmute. Todo por la propaganda. El deporte es hoy un auxiliar del negocio y no al revés.

14 Comentarios

  1. De la cruz a la raya: lo suscribo. En el Sistema –y pocos símbolos del Sistema como ‘FP’– vale todo, nada tiene que ver con el prójimo y sus cuitas. Ni siuqiera la Crisis, “su” crisis, le afecta “por arriba”. De acuerdo, supne un frenazo, pero ¿y qué más? Un sector sano en un universo comatoso. No se puede decir mejor.

  2. En nombre de mi grupo, la más cordial enhorabuena, Excmo. Sr. Estamos seguro de que esta nueva obligación (porque no nos imaginamos a jagm el papel de figurante de Academia) servirá para mejorar su trabajo aunque a costa de un esfuerzo quizá excesivo. Ojo con el miocardio, Anfi, que no tiene buena cura a veces.

  3. Sí, pero…
    Los trucos para hacer dinero funcionan hasta que dejan de funcionar, y esto ocurre, bien cuando lo aprende demasiada gente, bien cuando los que saben abusan de él. Parece que el último supuesto ha sido el generador de la crisis actual.

    Pues eso, FP ha multiplicado por mucho la apuesta genial que tan bien le salió con Zidane y con Beckam y ahora se estará exprimiendo el coco para ver cuántas camisetas tiene que vender, a qué precio y si hay primos suficientes.

  4. El oro vale, querido Maestro, 21.662€/Kg. aproximadamente. Si supiéramos cuánto pesa el muchacho podríamos conocer la exactitud del cálculo de su periódico.
    Akela.

  5. Con demasiadas gallinas de oro se corre el peligro de montar un equipo de pollos sin cabeza. No sé mucho de fútbol pero creo recordar que cuando este Rey Midas pegó la espantá, el club había batido el triste record de 3 años seguidos sin conseguir un mísero título. Algo que no pasaba en esa “fábrica” hacía 50 años. Veremos lo que tarda la plebe en pedir la cabeza del emperador si no llegan los resultados, porque el poder de deslumbrar con “zidanes” lo está agotando demasiado deprisa.

    Aunque lo interesante del comment de hoy es ver como esa Hydra inmoral del Mercado tiene demasiadas cabezas y resortes como para que algunos ingenuos la vean fatalmente descabezá, o quieran ponerle un único collar. ¡Já!. No hay más que ver la cantidad de adulones que tiene.

  6. Niego la mayor, aunque me duela. ¿Es que Floren tiene 2cientos millones de euros bajo el colchón? No, Padre. Esta operación habrá de hacerse con el aval de quienes pondrán su firma al pie de las concesiones de esos créditos muy, muy de riesgo. O sea, los mismos que exigen garantías imposibles y regatean la pastora a proyectos de economía productiva presentados por empresas serias, aunque desconocidas y mucho más pequeñas. Los mismos que niegan la hipoteca como no seas funcionario con expectativas de más de treinta años de vida. Si lo sabré yo.

    La solvencia no creo que esté garantizada por muchos estudios de mercado, muchos millones de camisetas que se vendan en Dakar o Bombay. Por eso parece -a mí me lo parece- que se está hinchando un perro, huy perdón, una nueva burbuja que si estalla, lo que no es tan descabellado, terminaremos pagando entre todos.

    Eso sin entrar en el componente ético de que el tal Cristiano gastara la otra noche en champán varios millones de pesetas con las dos zorronas Hilton. Qui´zs yo no tuviera con mi paguita anual de jubilada bastante para cubrir la factura.

    Hoy me niego a compartir el punto de vista del casero y me tomo un cafelito virtual con mi don Elitróforo, asintiendo mustia a su atinado envite.

  7. Olvide las camisetas Dª Scéptika, que también. Con los derechos de imagen, el 40 o 50% creo, en dos temporadas están amortizados los fichajes. Otra cosa es el chanchulleo a nivel institucional del que parece también sacó buena tajada y que aún dura. El resto de la crítica es la Hydra inmoral que menciona Caleuche.

  8. Tampoco yo soy futbolero, pero veo en la crítica de jagm muy buen sentido, ya que él no dice –me parece a mí– que sea bueno invertir de esa manera sino que esas inversiones son la spropias de una “empresa” que, curiosamente, no lo es desde el punto de vista jurídico mercantil. Es una gran verdad que el fútbol, al menos este gran futbol, es un sector inmune a la crisis como los son los funcionarios o las fortunas grandes. Y una pena, pero ése es otra cuento, queridos amigos.

  9. Huyendo del calor y refugiado en una playa onubense, tropiezo en El Mundo con la buena nueva de su designaicón como Académico de la Real A. de Buenas Letras, cosa que me llena de orgullo como paisano y como casinero. Esta tierra tan poco agradecida y, tan banderiza, no suele recopnocer méritos y menos a personas como usted, quiero decir, a personadas que no se casan con nadie y ello las aboca a la soledad crítica. Me alegro de que por esta vez, haya funcionado el buen sentido de unas “sabios” que habrán comprendido que el “periodismo” que hace usted tiene más de alta cultura que de periodismo tal como, desgraciadamente, lo entienden hoy sus profesionales.

  10. Enhorabuena también de mi parte y mi felicitación por esta columna de sociología no poco parda pero de lo más correcta, que ve en el fútbol un aspecto que urge resaltar en él: el negociante. Cuando esta patulea habla de “amor a los colores” y demás, está concelebrando la confusa ceremonia del oportunismo, por más que una legión de “normales orates” participe de esa comunión mística que es el forofismo. FP es un negociante y no lo disimula. El Real Madrid es una empresa que vioce de explotar el ingenuio sentimineto de identidad de millones de “hinchas”. Es muy interesante, a mi modo ve ver, surayar, como hace la columna, este aspecto.

  11. Los amigos y colegas nos felicitamos también, faltaría más, al otro lado del Mar Tenebroso, y damos gracias porque, por una vez, nuestra Academia oficial se acuerde de quien merece estar en Ella. No se aprecia hoy el academicisno y es natural, tras tantas tonterías como llevan hechas algunas de esas instituciones, pero es mucho lo que se podría hacer desde ella ahora que tanto se habla de “sociedad civil”. No me cabe duda de que si ja ha aceptado ese título es porque piensa trabajar dentro de la suya.

  12. Lo que pasa es que los avales suponen créditos e intereses. Desviar crédito del sistema financiero a estos menesteres es justamente lo que se trata de evitar.
    Todo esto tiene mucho que ver con los orígenes de la crisis financiera actual, pero no es cuestión ahora de empezar a explicarlo desde el principio.
    Que una operación sea rentable desde el punto de vista del inversor, no quiere decir que la función que debe cumplir el crédito, y más en estos momentos, esté garantizada.
    Y mucho menos compararla con una inversión industrial.
    Por cierto ¿cuantos puestos de trabajo creará -en Huelva por ejemplo- esta inversión y estos créditos?
    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.