Resultan tremendos los comentarios del jefe provincial del PSOE a propósito del pacto en marcha en Bollullos entre IU y el PP, un aviso a los navegantes que aún no se hubieran percatado por sí mismos de que el poder sociata utiliza las instituciones, de manera sistemática, como instrumentos electoralistas. Prometer más ayuda a sus “socios” y amenazar con restringírsela a los adversarios, es un atentado contra el sentido democrático que no cabe justificar de ninguna manera, incluso si Barrero no fuera un reconocido muñidor de pactos –incluso con tránsfugas del PP—y uno de los mayores responsables del descrédito de la lealtad electoral, sobre todo, después del escándalo de Gibraleón. Esa concejala de IU que se acuerda ahora de su conciencia para descolgarse del pacto puede que obedezca a esta presión que ni siquiera baja la voz para perpetrar semejantes presiones. Como tantos/as otros/as. El nuevo caciquismo funciona hoy a la luz del día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.