Camino de la amargura va a ser para el PSOE que preside Griñán este mes y medio que queda de aquí a las elecciones autonómicas, atado de pies y mano como está ante la avalancha de “casos” de corrupción que andan saliendo a la luz y, lo que es peor, llegando a manos de los jueces. Ni es hora parea él de recurrir a una catarsis (suponiendo que pudiera) ni podrá evitar, seguramente, que el goteo de noticias sobre saqueos y abusos se detenga por sí solo. Es el peor final que podía imaginarse para Griñán, incluso en el supuesto de que la jueza de los ERE no tire por sorpresa, antes de los comicios, de esa manta realmente escandalosa y provoque una evidencia que echaría abajo el tinglado entero.

1 Comentario

  1. Estoy rezando con todo fervor porque Griñán pierda las elecciones andaluzas, porque en caso contrario, si las gana, creo que Ud. DEBERIA cortarse las venos, como mínimo. Y no quiero perder sus generalidades diarias. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.