Escuchen al concejo y a la oposición de Punta imputarse mutuamente delitos e irregularidades gravísimas y habrán de preguntarse cómo es posible que los ciudadanos voten todavía si los mismos políticos les envían el mensaje que todos, unos y otros, son unos chorizos delincuentes. Si las acusaciones del ex-alcalde son fundadas no entiendo cómo no las protagoniza el partido como institución, el PP y no un francotirador, y si no lo son no sé cómo ni por qué las consiente en su nombre. Y por parte del Ayuntamiento, pues lo mismo: no es aceptable que a una acusación de cauro delitos se responda que peor es lo del acusador. PSOE y PP están obligados a aclarar qué ocurre en Punta Umbría, si es cierto o no que se conculca la ley desde el consistorio y, en ese caso, porqué se deja la tarea de denunciarlo a alguien que en este momento no es nadie en el partido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.