La Junta tiene su truco para todo. Si debe, pues suspende el pago de las facturas y el que venga detrás que arree. Si tiene colapsadas las listas de espera, ofrece opciones inaceptables a los pacientísimos. Si el paro se dispara hasta alturas jamás alcanzadas, va el Servicio Andaluz de Salud (SAE) e instituye una “cita previa” cortita con lo que elimina las indecentes colas de parados ante sus oficinas. Ojos que no ven, corazón que no siente: lo que no me explico es cómo nadie lo dice, como los propios parados no lo denuncian, cómo ninguno se ha ido al Defensor del Pueblo. ¿Demasiado paro, colas escandalosas? Pues que no se vean y listo. El griñanismo es ya un puro truco asentado sobre un barril de pólvora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.