Se comprende que IU –la IU de los Valderas, no la de los Anguita y los Rejón—haya de pagar un alto precio por las sinecuras que le han tocado en la doble pedrea de las urnas. Lo que no se entiende es que se preste al triste papel de cirineo y prestidigitador del PSOE en el más grave caso de corrupción perpetrado en la autonomía, es decir, en hacer de peón de brega para ponerle en suerte el toro de los ERE y de las prejubilaciones falsas a un PSOE acorralado. El mismo formato de la Comisión y los aires de prefecto que está tomando su presidente, Ignacio García, anuncian un lamentable espectáculo que probablemente dejará tocado sin remedio al propio Parlamento. ¡Con lo que han bramado contra el PSOE los “valderitas”! El Diario de Sesiones demuestra que las democracias se pudren en cuanto pintan oros y se atisba el coche oficial.

1 Comentario

  1. Profesor, Valderas esta y estara demostrando su coEREncia por encima de cualquier consideracion o reproche que se le haga, un hombre al que habia que designar, como en el Paris de laRevolucion, el Incorruptible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.