Es lamentable la reacción intemperante de los mandamases de IU ante el pacto libremente adoptado por la mayoría del grupo municipal bollullero de formar gobierno con el PP en lugar de con el PSOE. Y más si cabe, la expulsión del partidito de los cimarrones que optaron por preservar su legítima autonomía, cuyo castigo no es otra cosa que la imaginaria compensación del fracaso de Valderas en su propio pueblo. ¿Ya no se acuerdan esos barandas de la “pinza” con el PP que mantuvo a Chaves en la nevera? IU no es ni sombra de lo que fue, por supuesto, pero con estas maniobras no hace más que retratarse como acólita del PSOE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.