El oficio de bisagra

No es fácil el oficio de bisagra política; exige imaginación, jeta y tanta cintura como requieran los cambios de viento. Miren lo que hace Ciudadanos –el criptosocio “para todo” de doña Susana— a propósito, por ejemplo, de la batalla por el impuesto de sucesiones: apoyar hoy su reducción al 99 por ciento propuesta por el PP, y sostener lo contrario ¡una semana más tarde! al caer en la cuenta de que esa imprescindible rebaja beneficiaría a los ricos. C’s se desmarca del PSOE cuando sabe que su pacto no peligra y rectifica en caso contrario. Valen para un fregado lo mismo que para un barrido, ésa es su gracia y ése su mérito. Curiosamente, de la perpetuación del “régimen” político en Andalucía tienen toda la responsabilidad los mismos –el PA, IU y ahora C’S– que vienen denunciándolo hace decenios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.