¡Pues no que va AIQB, o sea, el Polo Químico, y dice que va a recurrir el proyecto municipal del ‘Ensanche’ porque del transporte de mercancías (peligrosas, ‘of course’) que el Polo implica “podrían sobrevenir problemas al existir un núcleo de población muy cerca”! O sea, que no se trataría de que la industria adopte sus medidas para no perjudicar a los vecinos, sino de que éstos permanezcan lo más alejados posibles del riesgo. Verdaderamente, AIQB se podría estar echando tierra encima con estrategias como ésta y hasta hacerle un favor al Ayuntamiento informando a los ciudadanos de unos peligros que justificarían el celo de aquel a la hora de prevenir, aparte de que no parece que puedan llegan muy lejos esgrimiendo esa ley arqueológica que es la de Actividades Molestas, Insalubres, Nocivas y Peligrosas que, por otra parte, no sería tan difícil volver contra el Polo mismo. Extraña historia, desde luego. A la minerva que esté tras ella tendrían que mandarla a un balneario cuanto más tiempo mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.