Ya está ahí de nuevo, como abonado a la estadística laboral, el famoso millón de parados que soporta Andalucía. ¿Recuerdan cuando se decía en política que lo del paro era un cuento pues si de verdad hubiera un millón de parados ¡en España!, tendríamos las calles revueltas? Bueno, pues ahí tienen al tenaz millón andaluz con el que no han podido los casi cuarenta años de socialismo nominal. Miedo da echar las cuentas sobre el porcentaje que ello significa y que, por supuesto, anda muy por encima de la media europea e, incluso, de la española. ¡El millón, cifra redonda donde las haya, que, como la hidra, genera cabeza nueva si acaso se le corta la anterior! No sabemos por qué Andalucía ha de seguir sempiternamente en la cola del tren. Pero algo debe tener que ver en ello la política.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.