Pretende el Parlamento resolver en menos de mes y medio los misterios, poco misteriosos ya, que la jueza Alaya lleva anotados en casi 23.000 folios. ¿Alguien puede creerse que, a estas alturas, esa Comisión investigadora tiene otro sentido que no sea el puntillazo? Dos Presidentes, muchos altos cargos, cintas grabadas, “maletines Ollero” (¿se acuerdan?), documentación requetefiltrada y secreta… A finales de Septiembre, ya lo verán, la mayoría PSOE-IU decretará que aquí no pasado nada fuera de que “cuatro golfos” han metido la mano en un cajón que, por descontado, sólo un Presidente puede abrir con su llave maestra. ¿Y quién pagará el viaje? Pues, de nuevo el contribuyente. Entre unas cosas y otras, este saqueo nos va a salir por un pico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.