El “maestro armero” de la Junta de Andalucía es, va ya para medio siglo, el Gobierno de la nación. Antier mismo nos decían, como tantas veces, que si los sufridos “dependientes” andaluces no reciben la ayuda legal que les corresponde es por culpa de Madrid, que no paga bastante. Pero ayer mismo, un veterano político y empresario, el onubense José Luis García Palacios –que andaba ya en la alta política cuando la plana mayor de esta Junta estaba jugando al aro—, denunciaba que mientras un gran proyecto de futuro está paralizado desde hace años en Huelva, otro similar sale por la vía rápida en Galicia, donde Xunta y Gobierno van de la mano y no a gañafadas. Qué lástima, ¿no? El veterano lleva razón. Lo malo es que el invento ande en manos del aprendiz de brujo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.