Aquí a todo exceso presupuestario se le aplica la vana muletilla de “chocolate del loro”. Lo que la Diputación de Sevilla –uno de los organismos más prescindibles y más gastosos de la autonomía—se va a pulir en consagrar en un retrato la memoria de un presidente al que nadie conoce (81.200 euros), es un ejemplo más de esa imparable sangría que no se corta siquiera ante el drama de la crisis. Y no me venga nadie con que es un caso aislado o un caso más, porque lo que ese disparate representa es todo un estilo político que no se ve el modo de arrancar en tanto el “régimen” se mantenga bien agarrado en esta Babia pródiga.

1 Comentario

  1. “No hay nada más temible que una bandada de loros comiendo chocolate” Oído a Javier Nar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.