Salió ayer a la calle el personal, contento pero confuso. Alguien que tuvo la ocurrencia de contabilizar la yenka del Gobierno calculó que ascendían ¡a más de cuatrocientas! las instrucciones dictadas por los “sabios secretos” del sanchismo. ¿Cierto? Se ignora, pero cualquiera que oiga el telediario u ojee la prensa seguro que tenderá a creerlo, tal es el lío fenomenal que se ha montado. Un desconcertado sociólogo me recuerda que el gran Mendeléyev dejó dicho que, sumidos en el laberinto, incluso los hechos ciertos se pierden cuando no son debidamente planificados, aserto que hoy ve confirmada la España que sufre esta inconcebible dirigencia. ¡Haría falta un manual para salir a la calle! Sería cosa de ir pensando en encargárselo a alguna “negra” tal como Sánchez encargó el suyo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.