Mucha gente se ha echado las manos a la cabeza ante la visita entusiasta que el maestro (he dicho “el maestro” para que no quede abierta la menor duda) Chomsky al líder venezolano Hugo Chávez, el mismo que con su cita en la ONU logró relanzar las ventas de su obra “Hegemonía y supervivencia” al recomendar su lectura –a pesar de creerlo muerto y enterrado para entonces– a un pueblo americano para rescatarlo de los Superman y los Batman. No entiende el personal esa visita al caudillo autocrático que ha enfrentado en dos bandos al país, ha instaurado una férrea censura cerrando no pocos “medios” considerados hostiles al “régimen” o ha contemplado impertérrito cómo sus partidarios armados cruzaban balaceras contra el rival indefectiblemente apoyados por el ejército y la policía. Y no es fácil de entender, por supuesto, a menos que ampliemos la perspectiva y consideremos el asunto en el marco de ese complejo y duro neopopulismo que está haciendo estragos en la mentalidad democrática al defender que ese modelo es “una manera de construir lo político” como otra cualquiera –por decirlo con palabras de Ernesto Laclau—admitiendo, en consecuencia, su bondad posible, a pesar de que su esencia no es otra que la consideración del “jefe” por encima de la Ley, y en evitación de que la democracia “se convierta en administración”. Chomsky y Chávez han apuntado ambos a las elites presuntamente explotadoras, siempre en línea con la idea de que cuando el pueblo se lanza a la acción (la sombra de Perón es alargada) ha de hacerlo identificándose con ese liderazgo carismático que sólo el prejuicio “liberal-democrático” (Laclau otra vez) es capaz de deslegitimar. Chávez mismo sería una garantía para la democracia a pesar de los pesares. Ya tiene ese autócrata dos panegiristas: Noam Chomsky y Jorge Verstrynge.

El neopopulismo avanza con paso acolchado entre las semirruinas de un sistema de libertades seriamente averiado y en el que se ha perdido el norte hace bastante tiempo. Utiliza un lenguaje radical en el se trata de rescatar la noción de pueblo distinguiéndola, por ejemplo, de la de “multitud” que propuso Negri, y por supuesto, como si estuviéramos hablando de algo nuevo, recién horneado, y no de una instancia inmemorial de sobra conocida, con sus bondades y problemas, como sujeto histórico y político. No se acuerda de Perón ni del “franquismo sociológico” ni del montaje paternalista de Caecescu ni de tantos otros ejemplos ciertamente para no olvidar, sino que admira deslumbrado el vigor de una nueva política práctica, nada escrupulosa, expeditiva hasta donde haga falta. Y eso es lo que parece que le ocurre al viejo maestro al que, de verdad, no logro imaginarlo ante el televisor escuchando las jactanciosas sandeces que difunde cada domingo el programa “Aló, Presidente”. Uno no es nadie para juzgar a un viejo y ejemplar maestro, conforme. Para asombrarse de sus ocurrencias, sí.

27 Comentarios

  1. Uno de los mas grandes especialistas en la manipulación y perversión del lenguaje.
    El “otro”, uno de los personajes de la política española que ha hecho el viraje más difícil de realizar: De delfín de Fraga, a colaborador constitucionalista del chavismo.

    Desde Viladecans…buanos días.
    http://www.ciudadano.eu/

  2. Recojo de alguien que me merece casi tanta consideración como nuestro Anfi: “…la lectura de Chomsky requiere de filtro, pero es evidente que siempre parte de una base de razonamiento sólida…” Especialmente interesantes me parecen sus teorías sobre el control de los medios de comunicación. Desarrolla una visión del periodismo como género propagandístico que conduce al ciudadano hacia el pensamiento único, centrado en los Estados Unidos pero que perfectamente se podría trasladar a España: concentraciones empresariales mediáticas vinculadas a los sucesivos gobiernos -PRISA, MEDIAPRO, UNEDISA, VOCENTO, – en la búsqueda exclusiva de una rentabilidad económica.
    En una entrevista que Chomsky concedió a BBC Mundo afirma “: Creo también que en Venezuela hay grandes problemas, como el alto nivel de crimen, enorme corrupción y, cómo no, elementos de caudillismo -la tradicional plaga latinoamericana”.
    Como ven, el viejo loro no se muerde el pico.
    (A mi don Prudencio: no se rebaje a insidiar a un semianalfabeto –casi total, vaya- como yo, de cerebro desamueblado. Y devorador de ajos, por supuesto. Ignóreme, porfi. Sáltese mis comments. No recuerdo haberle agredido nunca para que me llame vanidoso y egoísta. Su altura intelectual está tan por encima de alguien escasamente leído y nulamente viajado como un servidor, un moko, para ser realistamente descriptivo, que no debe perder una milésima de su invalorable tiempo, ni gastar un mínimo de su inmenso bagaje neuronal en seres inferiores como este humilde invertebrado algo ya mayor.)

  3. Hace tiempo que no escribo (aunque sí leo) en el blog, pero me saca hoy de mi molicie el tema, valiente, y la curiosa circusntacia de ver en primer término al buen Abate a quien no sé por qué habría pensado más favorable a Chávez… Si, es significativo el hecho, una visita llamativa en un personaje distin guido pero con una irrefrenable propensión a nadar contracorriente, al menos desde los lejanos tiempos de Vietnam. Algún día, si vive, tendrá tiempo de reconocer tamaña impertinencia.

  4. Ay mi querido D. Yamayor, no iba dirigida a Vd. mi puyita, la hice en sentido general guiado quizá por mi intuición maliciosa, no lo niego, pero no por ningún ajuste de cuentas sino porque aprecio la variedad de los comentarios y no me gusta las acaparaciones de una misma persona bajo el uso de distintos heterónimos, el blog creo que gana cuando los comentaristas son claramente identificables. Creo que lo que dije se malinterpretó pero ahora también pienso que no tenía ningún derecho a hacerlo. Si he herido a alguién vayan mis sinceras disculpas. Besos a todos y felicidades por su columna.

  5. Me alegra el comentario, una vez más íntegro y valiente, porque está claro que criticar a Chomsky, aunque sea con tanto respeto como con hace jagm, no será bien acogido por muchos. No se niega el valor de su obra ni se pone en duda su intención. Lo que ocurre es que hay acciones injustificables, sencillamente, vengan de donde vengan. Apoyar al bando Chávez-Morales-Ortega-Correa no parece lógico. Pero yo me quedo con la inteligente referencia al marco populista que hace gm. Ahí está el quid de la cuestión, aunque para entenderlo sea preciso mestar al tanto de la teoría, como él demuestra estarlo.

  6. Más sencillo: la edad no perdona, por un lado; por otro, el narcisismo hace estragos en los “genios” cuando se creen tocados por el dedo de Dios. Lo digo desde mi juvenil admiración por el lingüista y mi respeto por el gran crítico. Pero lo digo por no morderme la lengua.

  7. Se puede ser un gran espíritu y hacer barbaridades. Chomsky hizo ya mucho bueno por la Justicia y la Libertad en este mundo (jagm lo califica con énfasis de “maestro” supongo que no sólo por su obra escrita) y tiene muchos años encima, por tanto podemos entender que haga cosas tan poco explicables como defender a ese gorila y ver en él un salvador.
    Estoy muy de acuerdo con la aslución al narcisimso como causa que ha hecho anteriormente por Laberinto.

  8. Bueno D. Laberinto afortunadamente Vd. no se muerde la lengua con educación, como debe ser, y tiene razón D. Heródoto pero no es menos cierto que también son muchos los que no se han cortado a la hora de despellejar al intelectual del MIT, comprensible porque sólo los grandes provocan ese tipo de reacciones. Tengo archivados algunos comentarios colgados en blogs como El Periodista Digital fruto del odio ideológico que ponen los pelos de punta; impensable para la cultura y educación de nuestros casineros. Y es que ya se sabe, es más fácil ver la paja en ojo ajeno que una viga en el propio.

  9. Mi mano (franca) extendida y mi rosa blanca. Además de mis brazos abiertos, don Prudencio. El hada madrina me privó de otras virtudes, pero no de la que bendice las reconcilaciones.

  10. Ni que decir tiene que en USA las reacciones han sido duras, pero eso es algo que ya no consittuye novedad porque el maestro Chomsky hace mucho que rompió puentes no sólo con el Sistema sino con la masa no crítica que lo soporta en parte. Personalmente estimo que esa visita a Caracas es un disparate y me escandaliza que el genio no hjaya advertido lo malas que son esas compañias –Chávez pero también don Evo, Correa, el menorero de Nicaragua y demás– y el riesgo de conflicto que están llevando a la regíón. ¿Quiere otra Chiapas? Si es así es que no aprenderemos nunca, ni siquiera los genios.

  11. Estas salidas son muy de los prohombres. Recuerden el “turismo revolucionario” a que dio lugar Chiapas. Yo me pregunto por qué no van a Afganistán estos genios, o por qué no se plantan en Irak. No les niego su buena intención, solo sugiero que debe de haber algo así como un encanto reservado a ellos en esos conflictos, que los demás mortales no pueden percibir. A Chávez no lo toma en serio casi nadie, por más que su peligro sea reconocido por la mayoría. ¿Qué hace Chomsky apoyando a un populista de lo más vulgar como ése? Me parece un acierto que jagm se haya remitido al fenómeno del neopopulismo que, entre otras cosas, epxlicaría la actitid de España en este lío.

  12. El populismo es una vía media y “tolerable” en manos de aquellos que pretenden desvirtuar la democracia. Es incompatible la idea vdel autogobierno del pueblo con la idea del líder por encima de la ley (gran caracterización la de la columna). Por eso me sorprende y disgusta que un personaje de renombre justificado se preste, no sé si por debilidad o por capricho, a apoyar a un autócrata como Chávez. ¿Se puede transigir y menos apoyar a quien cierra emisoras y periódicos simplemente por oponerse a su política? ¿Es que Chomsky no ha visot y escuchado a ese enérgumeno alinearse con los extremismos más peligrosos y tratar a su pueblo como un parvulario? Francamente me quedé de piedra cuando leí la noticia de la visita y lamento mucho el beneficio que pueda reprotarle a un “régimen” que está organizando en el subcontinente americano una situación que es un polvorín. Por supuesto cuando estalle ese polvorín, los mandamases ya no estarán allí sino en Suiza o en las islas Caimán. ¿Tan difícil es entender eso para una cabeza como la de Chomsky?

  13. Venezuela votó libremente por tres veces a ese que ustedes llaman gorila. Por si no lo sabían se lo recuerdo.

  14. Que sigan deteniéndose en las formas “de lo más vulgar” del gorila rojo, sin entender los procesos que se están dando desde abajo, los que están afectando a los pobres del campo y las ciudades. Eso lo único que indica es el desconocimiento de la situación y la ideología del descalificador, nos conviene. También pensamos lo nuestro de su monarquía anacrónica y su modélica democracia neoliberal.

  15. No me venga con revoluciones desde abajo, Bolivariano (?), porque lo que se ve está bien claro: autocracia, libertad de expresión abolida, expropiaciones injustificadas, violencia “popular” con protección de milicos y demagogia televisiva. Comprendo que nuestra democracia y “monarquía anacrónica” les disgusten: es natural. El Rye supo lo que hacía poniendo en su sitio a ese descarado parlanchín.

  16. También Hitler fue elegido libremente, ¿recuerda la frecuente cita, doña Martirio? La gran coartada del populismo reside precisam,ente en ese uso torcido de la democracia: celebrar elecciones y gobernar luego sustituyendo la legitimidad de las urnas por el carisma del líder. Hasta hace poco los soaiclistas fetén llamaban al sistema libre la “democracia burguesa”. ¿Tampoco recuerda eso?

  17. Ahí están sus libros y su pensamiento que no se lo va a llevar el viento por mucha inquina derechona que quieran echarle. Fin.

  18. Resulta penosa la mala fe de algunos (pocos) comentarios. ¿Habrán leído esos enfadados la columna, se habrán percatado del tacto con que está escrita, se saltarían por casualidad el avsio entre vparéntesis en que jagm llama “maestro” a quien –me consta– conoce bien y desde hace mucho? Es una pena confundir la discrepancia con la intolerancia. Por ejemplo, ¿qué es eso de la “inquina derechona” referida a este blog en el que, por lo que yo sé, hay más viejos militantes de la izquierda clandestina que la mayoría de los que se pueden frecuentar por ahí? Por favor, nada se consigue con la rudeza dialéctica y menos con el insulto, aunque sea pretendido. Sería una pena desmerecer este rincón crítico y libre por puro encono.

  19. No cuela su estrategia Sr. Docente por victimista y falta de imparcialidad. Ha sido un rifi rafe previsible donde las dan las toman, nada más. Se le ha visto el plumero.

  20. No creo que Docente se duela por una réplica tan insustancial. De nada vale insistir en las motivaciones personales; valen sólo los argumentos sobre la crítica y lo criticado. Nadie ha cuestionad a Chomsky como intelectual. Para desgracia de los insistentes ahí está y va a seguir estando la columna.

  21. Vaya, me gustan las discusiones y hasta cuando son más vehementes, pero de ésta de hoy no saldrá nada bueno porque a unos les parece que les asiste la Razón y a los otros la Verdad.
    Chomsky, a pesar del amor del anfi, me ha parecido, sobre todo, un temperamento, un hombre libre a quien le ha gustado distinguirse de la opinión general, y escandalizar. Lo tengo por un hombre valiente muy inscrito en el ámbito ideológico universitario americano. Desde los Usa Chávez puede parecer una respuesta a los problemas de América Latina, como Fidel pudo encarnarla en su tiempo.
    A quien interesare: me he puesto al día del blog .
    Besos a todos , especialmente a don Yamayor por su paréntesis y más aun por su generosidad. Otro tanto digo a don Prudencio, por su auténtica prudencia y simplicidad.
    .

  22. poderoso caballero es Don Dinero, solo oscuros intereses podrian explicar este tandem de buen rollo entre estos dos personajes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.