El Juzgado de Instrucción y Primera Instancia de Valverde ha echado el cierre de su sección de lo Civil, ante la indiferencia de la Junta de Andalucía que no acaba de enviarle los sustitutos reclamados en tiempo y forma. Es un buen ejemplo de cómo está la Justicia, de hasta qué extremo ha tocado fondo y una mera epidemia de gripe puede dejarla en cuadro, expuesta a trágicos incidentes como el que está en la mente de todos. ¿Ven como no toda la culpa es de los jueces ni mucho menos? La Junta ahorra también temerariamente en esta materia –como lo hace en el servicio sanitario—en contraste con la munificencia con que paga suntuosos periplos y abona cantidades prohibitivas a famosos con los que hacerse la foto. En Valverde el Juzgado está cerrado. Esta es una circunstancia tan grave que no hay manera de reducirla a un incidente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.