No había que ir a Delphos para imaginar el desarrollo de las acciones judiciales emprendidas contra Chaves por haber cambiado la ley “ad hoc” y concedido luego una subvención millonaria a la empresa apoderada por su hija. Era obvio que una Fiscalía dependiente del Gobierno difícilmente la emprendería contra un Vicepresidente del mismo. Pero una cosa ha dejado clara el archivo ordenado en el TS y es que la ley de Incompatibilidades andaluza es puro papel mojado puesto que la Junta acaba de ser erigida en juez y parte para decidir incluso cuando sean sus mandamases quienes presuntamente la incumplan. Ancha es Castilla. Desde ahora la famosa ley “regeneradora” no cuenta para ‘Juan Palomo’ ni para sus “amigos políticos”.

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.