Terminada la comparecencia triunfal del presidente del Gobierno tras el atentado de ETA las cámaras pudieron recoger un guiño de lo más expresivo que ZP le hacía a sus segundos de a bordo aposentados en la primera fila. Las jodidas cámaras, el fastidioso micro –el ojo público, en definitiva—está ahí siempre alerta, dispuesto en todo momento a desvelar el sentimiento íntimo o la secreta intención. Al presidente González le grabó un plumilla en el Cementerio Civil un diálogo con el de la Audiencia Nacional que en cualquier democracia tocquevilliana habría provocado una crisis de gobierno. A Aznar también lo pilló un micrófono con la guardia baja diciendo no sé que incoveniencia mientras extremaba el gesto severo y profesional ante la galería. Y ahora han inmortalizado el guiño chalán de ZP que incontestablemente venía a expresar la satisfacción con que valoraba su propia comedia ante unas cámaras que eran los ojos ávidos de una sociedad conmocionada. Si, ya sé, me dirán que eso es una anécdota, que poco o nada significa un gesto cómplice, que lo que cuenta es el argumento de la tragedia y no la traza de los intérpretes. Vale, pero no me digan que ese guiño, tras eludir una a una todas y cada una de las razonables preguntas de los informadores que trataban de calibrar el alcance del atentado en la estrategia del Gobierno, no resulta de lo más grosero, y no descubre esa suerte de complicidad exclusiva con que el Gobierno confunde su incuestionable derecho a la discreción. O si lo prefieren, díganme qué podía significar esa seña pícara en un contexto trágico fuera del juego del cambalache. Con los muertos aún por encontrar, la más absoluta inopia en torno al atentado y las manos vacías con la gran apuesta de la legislatura hecha añicos, guiñar el ojo cómplice a un par de iniciados implica un concepto cerrado y desdeñoso de la democracia que tal vez no tenga precedentes en la que todavía mantenemos.
                                                                  xxxxx
Le cuadra a esa despreciable escena el chascarrillo de la hiena que reía siempre a pesar de sus miserias. ¿De qué presumía, en efecto, el Presidente, qué méritos le veía él a una comparecencia que ha merecido la unánime reprobación de la inmensa mayoría defraudada, para trasmitir semejante mensaje de autosatisfacción? Que horas después haya debido tragárselo permitiendo que sus edecanes cedan ante el clamor público y anuncien a bombo y platillo el fin y no la suspensión de la negociación con los terroristas, todavía evidencia con mayor claridad el altísimo grado de insensatez con que se ha estado jugando con la seguridad pública. Pero lo que, en el fondo, revela este vergonzoso guiño es el talante truculento y mendaz que subyacía bajo la imperturbable máscara de esos negociadores de pacotilla, que ahora sabemos que venían trajinando con los bandidos a traición incluso mientras acataron el Pacto Antiterrorista, y que, incluso a aquella hora tardía de la jornada de luto, aún lo ignoraban todo sobre el atentado que su presunta información no había olido siquiera. La tele debería repetir esa secuencia delatora que permite distinguir sin ambages entre el Jeckill y el Hyde que oculta la estudiada sonrisa permanente de ZP, ofrecer al pueblo la oportunidad de juzgar con libertad a quien resume en un guiño un talante de tahúr que avisa sobre la jugada al compañero en la timba. Porque el guiño es por naturaleza el marchamo de la mentira, el marbete que garantiza la pretendida superioridad de quien lo hace y tal vez de quien lo recibe, como lo sería la higa disimulada dedicada al gran público. Los imagineros de ZP lo van a tener más que difícil para recuperar la imagen arcangélica que han venido vendiendo barata, pero más crudo aún lo tendrán para borrar ese guiño canalla de las cintas de la memoria. Hace falta ser ingenuo para exhibir tanta chulería. Los rivales tienen en ese guiño, en cualquier caso, un insuperable cartel para la próxima campaña.

22 Comentarios

  1. Dadme albricias porque, tras abrir el correo, hoy a la hora del encabezamiento está la columna en la Red. Si los andaluneteros son capaces de persistir en el acierto soy capaz de borrar todos los insultos que están grabados en el disco duro de mi memoria cerebral. Bien, c.., bien.

    No ví el guiño que nombra el jefe. Lo cierto es que no vi a místerBean/Zp en la tele. Por casualidad oí en la radio que el mocito iba a interpretar la Traviata y fue sólo mi oreja quien lo escuchó hacer de pared de frontón, diciendo lo que quería decir hasta cansar a las ovejas. Apagué el loro con la sensación de que estábamos peor de lo imaginado. Sólo le habría faltado un “manda huevos”, aunque ni para ese asomo de casticismo tiene salero el artista.

    Me confirma en mi idea, anarcoindividualista o como le quieran llamar ustedes, hasta ‘facha’ admito, de que los políticos -no excluyo a ninguno, si acaso a las dos o tres féminas que me harían abandonar mi profundo escepticismo- responden al espíritu marxista (sector Groucho) que sostiene que ‘son los individuos capaces de buscar problemas que no existen, sobre los que emiten diagnósticos erróneos para luego aplicar remedios que empeoran la situación de partida’.

    Eso sí. A las mediocridades que nos han gobernado en estos últimos siglos, el mocito circunflejo les echa la pata con superioridad. ¿Y si probara a hablar con el culo, con perdón, que es lo único que ejercitó en sus largos años de culiparlante, ya que no se le conoce oficio ni beneficio, salvo el de vivir recostado la sombra de un parlamentarismo demostradamente servil para lo que supongo debió lamer el ídem de quien lo ponía en lista?

  2. Una de las féminas, que caso de aspirar a la presidencia del gobierno, me harían usar un voto útil era Ignacia de Palacio. RIP. Queda otra en el PP y alguna en el espectro de la llamada, ja!, izquierda. Vale.

  3. No olvide, Epi, que ZP ha sido todos estos años, en la práctica, secretario de ese sibilino personaje que es Rubal. O sea que sí se le conocen antecedentes. Lo que hace falta es divulgarlos para que la gente entoenda, por ejemplo, por qué en esta grave situación es ese frailuno camelista el que ejerza de Presidente del Gobierno.

  4. Yo sí ví el guiño, colegas, total, cara de cemento. ¡Se creería, encima, que había estado bien, el tío! Deben darme la razón cuando me cachondeo de sus preocupaciones políticas, sres. ciudadanos de pro.

  5. También uno lo vio, con vergüenza y dolor, porque significaba lo que significaba. Lo de ahora es, si cabe, peor, como esta mañana me ha parecido entender a ja en Onda Cero, con Herrera, porque afecta a todos los españoles y no sólo ya a la comnveniencia de un señor, un partido o un grupito. Debemos extremar el cuidado en este trance. Ja ha cicho en la radio algo que me gusta: ni pánfilos ni encarnizados. Así sea.

  6. Ustedes no se de qué se quejan porque ya tiene lo que querían. Ahora les toca a ustedes proponer algo mejor que el proyecto de la paz.

  7. Se equivocan, esa propuesta no le toca a nadi más que al Gobierno, y es éste, por desconcertado y zombi que esté, quien ha de sacral de la chistera … si es que puede. No sean memor, hombres, en última instancia, que no son istedes los únicos salvapatrias. La paz nos interesa a todos. A muchos de ustedes les va en ella otra cosa que prefiero no exponer.

  8. Quería decir “les iba…”, porque ya no les va. ni a ustedes ni a nadie. Ahoara habrá que empezxar de nuevo donde lo dejó el Gobierno anterior.

  9. No tiene guasa el del Peloblanco con el envido y K-8 en la mano. La de veces que él habrá empujado el resto con la perla en la mano, o con la J en la mesa y él con Q-10 y un mínimo fulgor reprimido en la mirada. Ya bien que lo retrata Montero Glez en sus novelillas.

    Y el MP levanta el pico de la sábana de lo que todos sabíamos y Chema Montero había d-e-l-e-t-r-e-a-d-o. Comparar a Bean/Zp con sir Winston el del puro es como mezclar dom Perignon con gin de garrafa. (Como ven hoy me he leído toda la opinión de EM).

    Lo de que Bean era el recaderillo del Rubal es un dato que desconocía. Tomo nota. Sí que recuerdo al Rasputín hoy de Interior, haciendo de viceministro a las puertas de Alcalá 36 y negociendo con el cojo Manteca. El mismo que el 13M pisoteaba la ley electoral. (Hoy el Alzheimer me ha dado una tregua).

    Páter, por fa, no se me enfade pero me ha venido, sabiendo tanta chaladura, a las mientes un viejo chiste: “El primer Jueves Santo, tras los eructitos del borrego, Iscariote dijo aquello de: ‘Se nos ha dado bien la temporada y con la calderilla he comprado este polvito blanco que dicen da gustito’. Volvió un plato del revés y plantó trece rayitas -lagarto, lagarto- blancas. ‘Tú primero, Maestro’, dijo y le alargó un canutillo hecho con hoja de sicomoro. ‘Lo metes en un agujero de tu nariz, tapas el otro y aspira para dentro’. Probó el Mesías y vio que era bueno. Tomó una segunda línea, y la tercera… y no dejó ni una. El Iska, mosqueado se vuelve al resto de los comensales y farfulla: ‘Decidme, ¿no es pa matarlo?’

  10. Doña Epi, no le cojo el chiste.Doña LOyola Palacios es compañera mía de colegio: ¿Qué pasa con ella?

    Don Zumbao ¿qué otras preocupaciones mayores que las políticas, las de su tierra, de su pueblo tiene usted?

    Ya sé que es una pregunta inocente, que de nada sirve, pero yo siempre me estoy preguntando si esos señores son est­úpidos, o al revés si es que no tienen vergüenza. La estupidez me desarma, pero la maldad , el descaro me revulsa: parece que MrZ finalmente tiene poco de Mr Bean.

  11. 16:45
    Doña Sicard, renuncio a aclararle el chiste irreverente para no ofender su sensibilidad religiosa.

    Doña Loyola hubiera sido una excelente candidata para ser la primera presidenta de España y seguramente habría contado con mi voto. Lamentablemente, murió hace unos días victima de un cáncer. Siento mucho darle tan mala noticia y también lo siento porque hemos perdido a quien era modelo de eficacia y honradez política, por supuesto, calumniada sin piedad por sus adversarios políticos.

    A su tercera consideración me atrevo a apostillar que esta panda está sin ninguna duda entre la estupidez y la desvergüenza y se consideran por encima del bien y del mal olvidando que eso es o fue prerrogativa de los emperadores y de los dictadores.

  12. En efecto, Mr. Griyo, ninguno de los acusadores de Loyola en el asunto del lino ha tenido la honradez de reconocer que la Justicia ha declarado falso todo el montaje con que el PSOE –dirigido entonces desde Toledo por Bono– trató de dañar el buen nombre de la que ha sido singular gestora en Bruselas. El jefe habla con frecuencia del “complejo de hiperlegitimación política de la Izquierda” frente al de inferuoridad de la Derecha. A él les remito.

  13. También a mí se me ha borrado el comentario en el que decía que estaba con lo que gm dijo por la radio y que a ZP lo han dejado los etarras con las vergüenzas a la vista. Dele un toque a los andaluneteros, amigo ja, porque esto no marcha ni medio bien.

  14. Se dice con el culo al aire, don herodoto, a ver si defendemos el español o castellano.

  15. Se dice con el culo al aire, don herodoto, a ver si defendemos el español o castellano.

  16. Gracias don Griyo. Por el buscador del ABC me he enterado de la muerte de doña Loyola.

    Efectivamente: era una gran señora y su muerte me ha afectado bastante.Nunca imaginé que tan joven le podría la enfermedad porque era una luchadora.

    PD. Esto marcha cada vez peor.A ver cuando lo arreglan de una vez para siempre!

  17. Siento mi doña Sicard que le haya golpeado la noticia de la muerte de Loyola. Era una persona de gran valía y podía ser incluso un caballo blanco para la derechilla mediocre que no es capaz de hacerse valer. Descanse en paz, con mi mayor respeto, algo que no prodigo por cierto.

    Y a mi dilecto don Elitróforo: Ya pido perdón por anticipado a mi don Páter que espero juzgue la venialidad de mis irreverencias escritas con el manoseado ‘animus iocandi’. Con un cura como el de este pueblo cibernético al que nos asomamos, hasta intentaba yo una nueva aproximación a esas ideas de vida eterna, de Dios creador y comunión de los santos. Por desgracia me sigo apoyando en la casualidad de unas moléculas basadas en el carbono, el oxígeno y el nitrógeno -las mismas que existieron y no evolucionaron en Marte- que alcanzaron una protovida, enigmática todavía, y que luego fueron elementales paramecios, luego pececillos y por último filósofos. Me temo que hoy estamos volviendo a la capacidad cerebral del paramecio.

  18. Paramecio es mucho decir, doña Epi, que no se por qué se me representa que es usted doctora en algo más que en filosofía parda. Me explico el desespero de doña Sicard: esto no hay quien lo aguante. Mucha gente se merece una lección en España, una lección que no parece probable que el pueblo soberano sepa dar.

  19. Con Papa Noel a cuestas, aunque me cuentan que por ahí también deben ustedes soportarlo. De niño soñaba con los Reyes tiritando en mi ventana. Si alguien me hubiera hablado de papa Noel le hubiera disparado con mi rifle de tapones.

  20. Interesante lo de hoy, jefe, mucha pupila tiene usía, que es que no se le escapa una. Luego me han contaod compañeros que vieron el guiño que fue de lo más…, ¿cómo dice usted?, chalán, eso es, chalán. No hay palabra mejor que chalaneo para hablar d elo que aquí ha ocurrido hasta llegar a la tragedia.

  21. Triste gesto el aludido en la columna. Los españoles no nos merecemos un Gobierno que no solamente mienta sino que se ría de nosotros, tartándonos como pardillos a los que reuslta tan fácil engañar como expresa esa señal de complicidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.