Se discute desde antier sobre cuáles pueden haber sido las razones de Griñán para dar su “espantá” y, en concreto, sobre la idoneidad del momento elegido para anunciarla. Pero su segundo de a bordo, Mario Jiménez, minerva autodidacta, le espeta a Carlos Alsina en su tertulia que el calendario ha sido diseñado por Griñán porque “es el momento de decirle la verdad a la gente”. Así, como suena, aunque luego, ante la rechifla contenida de los contertulios, el pavo tratara de volver sobre sus pasos protestando que en modo alguno había sido un lapsus. No me digan que no resulta ilustrativo el bastinazo y que no retrata bien a los “ninis” que vienen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.