El fuego y la ley

Pide con ingenuidad el consejero de Medio Ambiente “un esfuerzo especial” a los ciudadanos para luchar contra los pirómanos que arrasan nuestros campos. ¡Un esfuerzo ciudadano! Miren, a un guarda forestal canario le han caído 8 años de cárcel por provocar un incendio (¡) que liquidó ¡20.000 hectáreas!, y ¿saben por qué? Pues porque la ley vigente pone en ese punto el listón penal, o sea, que al bárbaro que quema una hectárea le cae lo mismo que si abrasa cien mil, ya que el juez ha de atenerse a lo establecido en la Ley. No le dé vueltas, consejero, mientras no exista una ley disuasoria los incendios seguirán abrasándonos. Lo demás son tópicos que ayudan al político de turno a salir del paso mientras desaparece nuestro paisaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.