Se multiplican las reacciones sobre, frente, contra el referéndum de autonomía celebrado el 18-F con tan espectacular abstención de los andaluces. Dice el presidente Chaves que asume la responsabilidad que los ciudadanos quieren echar sobre sus espaldas, como si ese gesto formal supusiera algo real en el marco de esta política-ficción que vivimos, mientras se multiplica el eco del argumento oficial empeñado en justificar la ausencia de votantes en el hecho de que la consulta, apoyada por los dos grandes partidos, estuviera ganada de antemano. El candidato extremeño del PSOE y ex-presidente José Bono, en cambio, esgrimen una teoría mucho más realista y, sin duda, también más profunda, al sostener que el fracaso del proyecto de Chaves no ha de buscarse más que en el desinterés colectivo por el arriesgado proceso de reformas estatutarias puesto en marcha por este Gobierno por imposición de sus socios nacionalistas. El debate es interesante porque tan absurda es la pretensión de que una baja participación electoral deslegitima un resultado como el intento de convencernos de que el volumen del apoyo ciudadano a un referéndum resulta indiferente a efectos de legitimación. ¿Podría decirse cuerdamente que se habría ganado por unanimidad la consulta del 18-F si solamente se hubiera registrado el voto del propio Chaves? Evidentemente no, y esa evidencia nos devuelve al fondo de la cuestión que no es otro, a saber, que esa indiferencia ciudadana ante un proceso de cambio que nadie había solicitado y en el que cualquiera puede percibir riesgos mayores. Los andaluces no han ido a votar ese referéndum porque no les interesa o tal vez porque rechazan un proyecto de cambio efectivo del modelo de Estado consagrado pro la Constitución vigente, proyecto impuesto por el designio extremista de esos nacionalismos regionales con cuyo apoyo –sobredimensionado por el efecto de una injusta ley electoral– piensa el PSOE conseguir la definitiva soledad del PP, es decir, la sustitución del bipartidismo de hecho en que se viene basando la democracia española por una fórmula de alianzas múltiples y eventuales con esos minipartidos incorporados, a estas alturas, a esa deriva disolvente del Estado constitucional. Ni en Cataluña ni en Andalucía, sin embargo, han conseguido los partidos arrastrar a la opinión pública. La democracia sobrevive en ocasiones a pesar de sus propios guardianes.
                                                                xxxxx
Lo que ha fracasado, en definitiva, no ha sido una ocurrencia de Chaves ni un plan secesionista en la práctica como el auspiciado en Cataluña por la coalición PSC-ERC-IU, sino el plan –un auténtico “golpe ‘al’ Estado”, por decirlo suavemente– de desmantelar la España surgida en la Transición con el acuerdo de todos para sustituirla por un imprevisible mosaico de taifas insolidarias, lógicamente impulsadas cada una de ellas por el interés local. Atribuir ese fracaso a un rechazo meditado o a un impulso instintivo es lo de menos, en especial si se considera que nadie ha sido capaz de dar una sola razón grave a favor de la necesidad de la reforma, lo que no deja de ser una causa más que posible del desdén ciudadano por ese negocio que Guerra –es necesario repetirlo siempre– ya explicó que no era, en modo alguno, una cuestión que implicara al interés público sino una porfía exclusiva de los políticos profesionales. Es decir, que el gran derrotado en Cataluña primero y después en Andalucía es el presidente Zapatero, máximo patrocinador del vasto y peligroso movimiento político con el que pretende garantizarse cierto blindaje político al precio de desmantelar el Estado de las Autonomías, no modificando la Constitución, que sería lo suyo, sino a través de esta oprobiosa cadena de reformas estatutarias regionales. Con todo y ser el insensato arbitrista que propició en proceso, Chaves no tiene por qué prestar sus espaldas a ZP.

33 Comentarios

  1. Qué cansancio, qué bostezo interminable. Una comprende que el Jefe no puede eludir exponer su criterio ante la patochada andaluza del domingo, pero me causa un tedio infinito dar vueltas a esa noria sequerona e intrascendente de la minipolítica rastrera de la que vive esa tropilla.

    Por cierto, sus y a mí, sociólogos y estadísticos con recursos y conocimientos: ¿alguien sabe cuántos apesebrados viven del momio en las distintas administraciones? Desde los cargos, carguillos y carguetes, que diría el JMGarcía, a quien le censuran una entrevista con Quintero, desde los ‘técnicos de animación social’, je, je, que viven de ayuntamientos, hasta los quitapelusas y cogecosas que como muñecos de famóbil doblan la cintura ante los jefecillos de quienes depende su nominita. No me refiero a funcionarios con pedigrí, con méritos y capacidad que obtienen su puesto de trabajo -cada vez quedan menos- en concurrencia abierta y a pelo, sino a la legión de designados a dedito que medran dentro de unas administraciones, cada vez más elefantiásicas y menos eficientes. ¿Alguien me daría números y estudio comparativo con los porcentajes de votantes del ‘sí’ pequeñito y servil que ladraban las televisoras el domingo noche?
    Puagg. No sé si con los años se me ha vuelto hiperdelicado el estómago pero vomito cada vez más.

    (Fuera de plazo. No saben cómo sentí no poder acudir ayer a la tertulia sobre cuerpos de mujer. Pero no me resisto a deponer mi cagadita.

    La juventud, jóvenes, jóvenas y jóvenos de hoy, ya saben de los doce a los cuarenta y tantos, está amenazada por las siete cabezas de una hidra furiosa: la deseducación, la mal llamada moda de anoréxicas, los videojuegos sexistas y violentos, el consumismo desbocado, el incierto futuro laboral, la publicidad de coches superdíver, y … bueno, me salen más de siete cabezas, así que dejo los suspensivos para que cada cual y cada cuala aporte su opinativa.

    Frente al natural y respetable erotismo soft, legal que diría mi Zumbi, que todo bicho humano tiene el derecho y la obligación de desplegar -cómo si no se perpetuaría la especie- se oponen hoy unos modos de atractivo físico cuasi pornográfico. Las amazonas de los isntitutos de la Mujer, que cobran y callan lo que no les conviene, juegan a competir en las zafiedades del machismo más primitivo cuando en privado se manifiestan alabando y babeando ante el puritito físico de algún máquina de gimnasio y prorrumpir en expresiones de tigresas en celo.

    Algo he oído de las despedidas de soltera. Me avergüenzo de cosas que nuestras ragazzas hacen, dicen y presumen luego en esas orgías cutres de vaginas húmedas y represiones desbocadas. Me sonrojo ante los llamados desfiles de moda coreografiados por mariconas -venga, táchenme de homófoba que lo asumo- despendoladas y explotadoras. Anoche tomábamos mi pareja y yo unos pinchos en algo que seguía abierto a ciertas horas y contemplábamos a una minifaldera que dejaba asomar la tirilla del tanga por la cintura descubierta, pero que al tiempo no tenía empacho en mostrar el mínimo triángulo anterior de la prenda en posturas propias de putita que vende la mercancía. Probablemente era una vendedora de teinda con sueldo basura o quizás una universitaria que hace un máster. Da igual. Condideraría -supongo- que unos modales más discretos era cosa de estrechas y de viejos estafermos como una servidora. Qué pena. Qué vergüenza y qué asco.)

  2. Para doña Epi.
    Primera curiosidad:
    De la Junta viven 300.000 criaturas mal contadas, a las que hay que añadir las que viven de la Admnistración central y de las Diputaciones y Ayuntamientos.
    Segunda:
    en Dos Hermanas han votado unos miles de personas menos de las que asistieron al miten de ZP.
    Sin comentarios.

  3. Lo importante –creo que jagm no hila hoy fino y se le escapa, cosa rara, la concusión– es que el fracaso participativo de Cataluña y Andalucía desmonta la estrategia de Zapatero que basa el proyecto de cambio del modelo de España en la demanda social. Consideren eso.

  4. Temo no haberme expresado bien, mi don Nemesio -¿por qué su nombre me recuerda a “Salicio juntamente y Nemoroso…”?- en la preguntilla. Servidora ha cobrado durante un tiempo no pequeño de mi vida laboral nómina con membrete de la llamada Junta y no por ello soy, ni he sido, adicta al régimen que soportamos. Tengo un puñado de amiguetes, y amiguetas y amiguetos, en Torretriana, ese horizonte destrozado, y pondría la mano en el fuego afirmando que ni una, ni uno ni une, va dando capullazos a las urnas.

    Lo de Cuatro Tetas -machista la Epi- es lo propio de estos casos. Llegan autobuses y autobuses repletos a la plaza de Oriente, huy en qué estaré pensando, o sea adonde el Circunflejo echa su mitin, provenientes de los cuatro puntos cardinales de Vandalucía. Turismo de pesebre, o sea. Bocata chopped incluido y lata de birra. Más banderita de plástico.

  5. En un blog muy “querido” he leído el siguiente análisis de los resultados del pasado domingo, y que hago mío:

    Yo sigo pensando que esto es sólo el inicio. Los efectos abstencionistas de lo ocurrido el 11-14 M se verán durante décadas. Pensé que la falta de respeto a los ciudadanos no podía ser superada y me he equivocado.

    Estoy seguro que el autor del análisis no le importará que se lo “tome prestado”.

  6. No dejen de reparar en NOES, BLANCOS Y NULOS que, unidos a la ABSTENCIÓN, deja todavía más por los suelos el resultado. Crece la idea de que HABRÁ EFECTOS DE LARGO ALCANCE. Es posible. Agradecría a quien tenga alguna idea que la aporte al blog.

  7. No s ehagan ilusiones, al menos no se hagan demasiadas. ¿Ha ocurrido algo en Cataluña tras el batacazo de allí? No, que yo sepa. ¿Por qué aquí habría de ocurrir? Que le resultado parece haber sorprendido las expectativas del PSOE esá claro y que en las próximas municipales se podría notar, también. Pero no olviden la larga mano de la Junta.

  8. No sé si tiene relación con le tema que plantean los blogueros la extraña salida de Ibarra y el posterior anuncio del presidente de Castilla-La Mancha de recurrir, a su vez, el Estatuto dichoso. ¿Estaremos ante una movida contra Chaves por parte de algunos sectores del partido, y en ese caso, obedecerán los barones a Zapatero o actuarán por su cuenta contra ese “dúo sacapuntas”? No olviden esta perspectiva que me parece de lo más interesante, aunque yo deba informarme a distancia y, en consecuencia lógica, sin la ventaja de muchos de ustedes, en especial del informadísimo anfitrión.

  9. Una mirada a los resultados del 18F: la debacle en las zoans urbanas es total. Sin los reusltados del “campo” –el territorio del subsidio y la ignorancia– la abstención podría haber sido, efectivamente, definitiva.

  10. Me temo que, hagan lo que hagan, pase lo que pase, como dice el señor Nemo, no cambiará nada. Tienen mucho aguante, cuando se trata de seguir con la sartén por el mango.

  11. Recordaré a doña Sicard, que nos ve de lejos, que en la autonomía andaluza no tood es tan cartesiano. Por ejemplo, de los 3 presidentes que ha tenido (hubo uno de la preautonomía, que no cuenta), 2 han sido fulmninados desde Madrid y defenestrados con absoluto desprecio del electorado. Lo que prueba de paso que la gente vota con los ojos cerrados: de otra forma, hubiera reaccionado contra quienes manejan dlos hilos del guignol como si fueran marionetas.

  12. El jefe le llamó a eso el tro día “Votar a ciegas”. Pero ha ocurrido algo y es que los andaluces esta vez se han negado simplemente a votar. Ni a ciegas ni con los ojos abiertos. Todos a la playa.

  13. Comparen la oscuridad de la política española (de la andaluza, qué voy a decir) con la francesa. Vena a mme. Royal debatiendo en directo con los ciudadanos, no sé si con algo de “preparación” o de manera totalmente espontánea. En España la política es ultrasecreta a todos los niveles, los políticos tienen mucho más miedo que vergüenza. No sería imposible que la abstención que ha echado por tierra el proyecto de nueva planta territorial del Estado que ZP quiere hacer vía estatutaria, crezca y prospere, hasta extenderse como hábito electoral. En Usa ocurre eso desde hace mucho. Y aquí mismo, en Galicia, ya saben.

  14. Hoy va de plasta la barra. A ustedes les venía de puta madre un toque de yerba, colegas, que están amuermados total.

  15. 20:28
    Disiento de don ja. Tienen mucha razón don Nemo y doña Sicard, y yo también, con perdón. Si nadie votara con el solo voto de Chaves tendrían de sobra.

    A ellos nunca los moverá la vergüenza. Y si hubieran perdido el referéndum les dará exactamente igual.

    Al comentario de don Estuario quiero añadir que Chaves, cuando lo mandaron para Andalucía, dijo públicamente que el NO QUERÍA SER PRESIDENTE DE ANDALUCÍA, y ganó las elecciones por mayoría ABSOLUTA. ¿Quieren Vds. más milagro?

  16. Acomplejado todavía por el retrato que hizo de mí ayer una dama en el blog, sólo asomaré la nariz para mostrar mi interés por el tema y concidir con jagm en que el fracaso del Reféredum supone el del plan de Zapatero de cambiar el modelo del Estado de las Autonomías consagrado en la Constitución por otro distinto. Eso lo seguirá intentando, como sigue con la perra del “proceso de paz” (por cierto, ¿saben algo de De Juana, aparte del buen trato que le da Rubalcaba a la novia?), pero ya no podrá decir que lo hace obligado por la demanda popular. NADIE ESTÁ INTERESADO EN ESTAS REFORMAS DE ESTATUTOS MÁS QUE LOS POLÍTIQUILLOS QUE BUSCNA ADECUARLOS A SUS INTERESES.

  17. En mi juventud conocí el voto obligatorio de la dictadura, cuyo resguardo se exigía a fin de mes en las empresas como requisito para cobrar el sueldo. Seguro que estos mandarines han echado de menos aquel truco como en su día echaorn de menos –nada más llegar al Poder– el mismísimo yate Azor.

  18. Zumbi, miamol, aquí al colegamen le lías un peta y es que los ronquidos se oyen en Sebastopol. (Sé que no vas a la Wiki, tronco). ¿No te das cuen que estamos ya más de la mitad en la cuarta edad? ¿Tú no ves? Una línea derechita no vendría mal de cuando en vez, aunque a alguno/a le daría el inflauto. Pues RIPA y que rule lo que ya sabes. Muá. (Te hacía yo padre como te pusieras a mi alcance, cacho perro).

  19. Yo sigo impresionado por el ministro de Justicia, lo siento. Me parece que no ha ocurrido en España nada tan grave desde que esta pandilla llegó como llegó al Poder. Se quedó corto gm el otro día al decir que en ningún país democrático sería ministro un tío que ha dicho lo que el fiscal Bermejo del GAL o sobre “la guerra que hicimos a los padres y ahora habremos de hacerle a los hijos”. Y acertó el bloguero que recordaba que en USA no hubiera pasado ni de coña el examen previo en las Cámaras. Pena de país.

  20. Interesante tema el planteado sobre la eventual rebelión interna de los barones del PSOE contra Chaves ¿y/o contra ZP? A don Griyo le recuerdo que Chaves perdió luego la mayoría absoluta en dos ocasiones. Curioso que se olvide esto, aunque la culpa del olvido la tiene la manta que le prestó el PA. Don ja que es tan amigo de Rojas-Marcos sabrá seguramente más del tema, pero los humildes peatones de la Historia no entendimos ni entendemos hoy todavía nada de aquel extraño negocio.

  21. Huy, que anda caliente la cosa. Pues alguien de aquí me envió una sugerencia de voto nulo. ¿Se imaginan un 30% de votos diciéndole a los señores politiquillos -no sólo al no chave/no contesta, también conocido como “el candidato a palos”, sino también a los que usted está pensando- que se vayan a mamarla a Parla?

  22. Acuérdense, a Chaves parece que lo acechan los idus de Marzo. De este año o del que viene, pero nada es igual tras el 18-F.

  23. He obedecido y recuperado el periódico donde conservo los resultados. Es cierto: en las capitales y ciudades grandes la abstención ha sido muy superior a la registrada en la zona rural. Curioso, algo que puede que se confirme una vez más en las próximas municipales: una izquierda sustentada en el campo 8¡que encima reclama la República, cuyo argumento legitimador era el contrario) y una derecha que lleva ventaja en los centros urbanos, desrrollados y más cultos. El mundo al revés. El subsidio de paro hace milagros.

  24. No les da igual, don Griyo, ni mucho menos. No sea impaciente y acepte la sugerencia de algunos blogueros sobre el significado de esas “rebeliones” dentro del PSOE. Por algo se empieza. No hay mal que cien años dure ni Gobierno que perdure.

  25. Amén, padre cura, Dios le oiga. El relevo de estos políticos es urgente, pero no podemos olvidar que en Andalucñía como en Cataluña han fracasado todos. Suum quique tribuere.

  26. Leo todos los días este inteligente panfleto, mucho más panfletario por parte de los blogueros que por el propio titular del blog, curioso cuando menos. Pero hoy estoy muy de acuerdo con muchas de las cosas dichas aquí y en ellas encuentro un clavo ardiendo al que agarrarme en mi escepticismo. Yo tampoco voté, siendo socialista. Una socialista que cada día –y debo retorcerme la mano para escribir esta confesión– se siente más ajenas a este partido de pacotilla.

  27. Maestro, dedíquese a la sociología y se pondrá rico a poco que sepa arrimarse al perolillo. ¡Pero si usted los conoce a todos, señor mío, por qué se enemista con los que tienen la bolsa!
    En serio, es posible que haya algo de lo que los optimistas del blog creen ver que ocurre en el seno del PSOE. ¿Y qué tendría de extraño que tras un fracaso estrepitoso como el del otro día decidan deshacerse de un tipo tan mediocre?, y que me perdonen los andaluces. Yo creo que nada, pero sin olvidar que el fracaso –en eso acierta de lleno jagm– lo comparte Zapatero, cuyo plan de desgrabar la granada se ha ido al garete.

  28. Sr. societa, yo no soy precísamente pepera. Pero le digo que tiene usted razón, que en el “PSOE NO HABRÁ CRISIs ASÍ COMO ASÍ”.

    ¡Es muy difícil, consumado socialista, es muy difícil, sabiendo como yo sé que se han ido subiendo a ese tren cada vez más viajeros, para ir llegando a “COLOCARSE” -refiriéndome a un “BUEN TRABAJITO”, o en la “CIMA DE CUALQUIER PODER”-.

    Tal vez, si a la llegada de ese viaje, hubiera sólo “TRABAJO PARA LOS DEMÁS”, que es la VERDADERA POLÍTICA, SÍ QUE HABRÍA CRISIS.

  29. 22:30
    Naturalmente, doña Martirio, aunque no lo crea hay más socialistas en este blog que en todo el PSOE.

  30. Fuera de tiempo, pero no puedo sino decirle a don Griyo lo de acuerdo que estoy con su afirmación: sin serlo, me siento muchísimo más “compañera”, compasiva y “compartidora” que muchos socialistas con carné.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.