Dura respuesta la dada en esta páginas por un prestigioso cirujano, el doctor González de la Vega, a la Junta y al SAS: el gran problema de nuestra sanidad pública, los clamorosos fallos de un sistema bueno en conjunto, no derivan más que de la chapucería burocrática y la obsesión ahorradora (en sanidad, no en otros gastos) de un régimen autonómico que jamás cumplió su famosa “reforma sanitaria”. No es cierto, dice el médico, eso de que “to er mundo vale pa to”, axioma que sostuvo en su día, entre bromas y veras, algún presidente de la Junta. Lo cierto es que estamos viviendo la gran deserción de unos facultativos maltratados que carecen de reconocimiento social, cobran poco y no se sienten respaldados por su Administración. Lo importante no es, como dice el portavoz de Chaves, que los enfermos sean atendidos, sino que sean atendidos aquí, en su autonomía. Esto no es Zambia, por si lo han olvidado. O no debería serlo tras un cuarto de siglo de autogobierno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.