La foto de los feroces sindicalistas (CCOO y UGT) entrecruzando sus manos con el presidente de la patronal y el de la Junta de Andalucía habla por sí sola. El sartenazo jurídico de ésta última dispensándolos a todos de justificar el empleo de los miles de millones recibidos, no es que hable, es que canta la “Traviata”, sobre todo en esta era de vacas flacas en que los comedores de caridad no dan abasto y millones de familias viven pegadas a la pared. Pero el dinero une, qué duda cabe, desde los que anteayer se decían marxistas hasta estos patronales sin otra empresa que la patronal. Me suena una promesa electoral reciente sobre la reducción de esta merienda. Veremos si no hay cambio de intención.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.