Se reunió, al fin, el Consejo de Política Fiscal y Financiera, único ámbito legítimo para acordar entre todas las comunidades autónomas españolas un régimen de financiación solidario y justo frente a los intentos de solventar ese acuerdo por vía bilateral. Andalucía concurre a la negociación con el solo criterio del PSOE, hasta ahora refractario a lograr un acuerdo entre todas las fuerzas políticas regionales, es decir, justamente lo contrario que ha hecho Cataluña, por ejemplo. Parece ser que interesa más exprimir la confrontación partidista que alcanzar un acuerdo razonable, unos, los del PSOE, echando en cara al PP su postura en Valencia, y otros, los del PP apuntando a la connivencia de Chaves con su partido en Cataluña. El PSOE parte y reparte, pues, en solitario lo que puede provocar ulteriores desavenencias y perjuicios para todos. Andalucía es demasiado importante electoralmente para los dos partidos como para darse facilidades. La verdad es que la trampa en que andan atrapados los andaluces deja pocas salidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.