El presidente de la Junta andaluza ha tenido el martes una jornada de órdago. No sólo –aunque quiero imaginar que también– abrumado por la imagen de los miles de trabajadores abandonados al relente en Puerto Real por una de esas multinacionales predadoras que levantan el dinero público y si te vi no me acuerdo. Ni porque en el sanedrín monclovita, probablemente moscas con el abstencionazo del 18-F, le hayan dado largas a la famosa transferencia del Guadalquivir que recurren hasta los barones de su partido, además de renovarle las letras impagables de la llamada “deuda histórica” asegurando su liquidación pero solamente “ad calendas graecas”. Todo eso puede esperar y el profesor Cuenca Toribio, en un libro flamante, acaba de postular que la clave de Chaves es la defensa, el repliegue, ni siquiera el contraataque, lo que quiere decir que esperará, a ver. Chaves no se altera por minucias, incluyendo el espectáculo diario de las corrupciones urbanísticas que nubla la conciencia colectiva o la demostrada postración regional. ¿Entonces qué preocupa y ocupa a Chaves? Pues el fútbol, el “deporte rey”, esa grifa del pueblo dispensada sin horario en el self-service de la tele y en los mentideros radiofónicos. O mejor dicho, ni siquiera el fútbol mismo, sino la martingala del futboleo, el dimequetedigo entre dirigentes que reproduce a escala lúdica el cainismo étnico haciendo de un simple partido una ordalía y de la rivalidad un “casus belli”. ¡Ah, qué grave acontecimiento que unos descerebrados se increpen, que aquel se niega a retratarse ante el busto de éste y que éste, aprovechando la ocasión, reaviva el viejo caldo maniqueo que mantiene a la afición con la escopeta cargada! Chaves ha debido multiplicarse, ‘multilocarse’ quizá, para atender a un tiempo a ambas parroquias desde el púlpito de “El Larguero” o desde su cátedra infalible de Canal Sur, tras perder media jornada reunido con los caínes bajo la mitología inventada de Hércules y los leones. El consejero de Presidencia, el director general del ramo, los dos grandes partidos, la Federación, el comité Antiviolencia y hasta el “sursum corda” han echado el martes a perros con esos dos bronquistas barriobajeros que se acusan de maricones o se niegan la reglamentaria hospitalidad, como animando a sus respectivos ultracafres a la penúltima cruzada. Qué vergüenza, joder, qué desgracia de autonomía. A la “Andalucía imparable” la han goleado en propia meta estos césares de pacotilla.
                                                                  xxxxx
Como ven no me cuido de los bronquistas mismos: sarna con gusto no pica. Lo que me inquieta, como a tantos andaluces, es ver a un presidente tan augusto y tan exclusivo entregarse sin reservas al tontiloquio de los provocadores, rebajarse a la bronca como el espontáneo que se echa a la cancha para terciar en el torneo separando a las partes o sacudiendo al árbitro. ¿Qué hace un presidente de la autonomía más grande de España confundido en medio de un altercado de mundundis, qué coños pinta la Administración, qué carajo la política, en medio de esa riña tumultuaria reproducida en directo y en diferido por el negocio mediático? ¡Un presidente que, por lo visto, llama maricón a su homólogo, unos directivos que zarandean al huésped en la sede social, unas “aficiones” que desfilan en torno al Jericó de la dignidad con las demoledoras trompetas aguardando la señal! Y lo que es peor: un Presidente haciendo de palanganero de esos zotes, como Cervantes en Valladolid, la policía acuartelada y el buen nombre de los andaluces cuerdos puesto en la pública almoneda del escándalo. “Dios qué buen vasallo…”. La ‘California del Sur’, la ‘Finlandia andaluza’, la ‘Andalucía imparable’, el pueblo milenario que no vota su propio Estatuto porque no le da la gana, reducidos a su auténtico ser y estatura de rebaño con bufanda y bengala que espera la intifada con el pedrusco dispuesto. ¡Vaya martes el del Presidente! Vaya milenio el de Andalucía.

25 Comentarios

  1. Después de la Intifada de anoche, con mariscales de campo monitorizados en observación, con las tribus pintarrajeadas con los colores de guerra y pidiendo ‘más caballos’, poco que añadir.

    Ni buenos vasallos, ni míseros señores. Es la guerra cainita , sin conformarse con la primera sangre. País de gañanes, embarradas las pantorras en el cieno pestilente de un espectáculo degradado que algún día se llamó deporte.

    Luego vendrá una derrama de miles de millones para que el circo siga abriendo su carpa dominical y los vomitorios engullan a la jauría que, de carecer de ellos, tal vez le diera por pensar. ¡Horreur!

  2. Había una vez un cura volteriano que un tormentoso Viernes Santo, se estaba desayunando una tortilla con jamón. En esto arrecia la lluvia, muje el viento, retumban los truenos; nuestro buen cura, sin inmutarse, levanta los ojos al cielo y Le dice: ” Señor,¡ mucho ruido es esto por una tortilla con jamón!”

    Y yo digo : Y tanto jaleo, y tanta brutalidad por un juego tonto,en donde unos mancos tratan de cogerles el balón a otros mancos.

  3. Voltaire trendría mucho que decir del culto futbolístico, de las aceradas críticas del autor de este blog y de la fe de doña Marta. De mí mismo, como ayer hacía notar esta dama, pues nadie menos fiel que las rpopias criaturas.

  4. Los presidentes conferencian con los turanillos del fútbol pero no se dignan recibir a los trabajadores. Ellos dirán que, para “obreros”, ya están ellos, o cuando menos ya está la O de su sigla de partido.

  5. Tremenda realidad: la más altav autoridad entretenida con esos personajes sobrevenidos. He escuchado a ja decir el Onda Cero que los “medios” tienen mucha culpa por ponerle el altavoz a esos imbéciles. Le doy toda la razón aún previniéndole de ese mundo demostradamente brutal.

  6. Curiosidad: el Presidente de la autonomía se reúne con los presidentes de dos equipos de fútbol para apaciguar sus pamplinas mientras se niega a recibir a los representanets de los miles de inminentes parados en Cádiz. Hoy se ha manifestado la Bahía al compelto: 50 o 60.000 ciudadanos, según se dice. Deberían tomar nota de lo que dije antes y recordarlo a la hora de votar en las próximas autonómicas.

  7. Buen apunte, señor Marción, complemento a una solemne columna. Todo es hoy día de traca, aunque lo del criminal suelto por el Gobierno sobrepasa el nivel de incompetencia y de absurdo que vivimos.

  8. España debe mirarse en ele spejo italiano, aunque tampoco le faltaría reflejo en el francés (recuerden lo que ocurrió en Marsella). Pero si en tiempos de Pérez de Ayala todavía se podía resumir la opinión en el título “Política y toros” hoy la vida pública estriba entre el fútbol y la política, por ese orde, y aunque a veces (hoy mismo) la segunda resuene mucho.

  9. 20:15
    Las elecciones, José Antonio, las elecciones mandan.

    Pero tu no sabes que es muy importante que las aficiones de los dos grandes equipos sevillanos vean que su Presidente media en esa pelea barriobajera, como tú la llamas muy bien, que todos los andaluces sepamos que ha salvado la imagen del “gran partido” del “Día de Andalucía”.

    Por Dios, eso es un gesto que lo dignifica como Presidente de todos los andaluces.

    Lo del Estatuto no tiene la menor importancia, eso es cosa de “política”, y éste es un Presidente del pueblo y para el pueblo, ya sabes…

  10. No olviden la tirada de los periódicos deportivos y su número, ni la proliferación de programas de radio y televisión: el fútbol es la realidad más atendida, incluida la actividad política.

  11. Así nos va. No tengo ganas de nada en un día como hoy. Yo también comencé la jornada oyendo los cuerdos e indignados comentaruos de gm en la radio. Los suscribo y aplaudo.

  12. Los medios ofrecen lo que demanda la opinión. ¿Qué quieren, una “cultura dirigida”, a la soviética? Pues ojalá nunca la consigan.

  13. No se nos suba a la parra, señor debutante (Smith), que tampoco se trata de eso. ¿Y qué quiere usted, primar el “panem et circenses”, mantener a las masas en el fumadero de opio barato? En USA ocurre lo propio con el rigby, con el beisbol, con el baloncesto, pero no se conoce esa cultura de la “inmersión” en el deporte que se practica en España.

  14. Que a ustedes , (a la mayoría) no les guste el fútbol no significa nada. A la gente le gusta y la democracia es la gente, lo demás es elitismo.

  15. Tampoco, Robocop, no se trata de aristocratismo sino de autodefensa frente a la enajenación colectiva. ¿O valía el argimento contra el franquismo y no vale ahora?

  16. Gran reflexión la de hoy, señores, aunque lamento que nadie haya cañido en a cuenta de lo bien que le ha venido a ZP y Ribalcaba el botellazo sevillano para distraer en lo posible a las masas de la inocultable claudicación del Gobierno ante ETA.
    Correctas sus reflexiones radiofónicas de esta mañana y acertadísimo el toque al digno representante del CSPJ. Me rindo ante la ecuanimidad y el sentido jurídico de que hace gala cada vez que se presenta la ocasión.

  17. Lo que ocurre, señor de las puñetas, es que el nivel periodístico no es el de nuestro amigo, porque desgraciadamente es más bien bajo, y tambié, por supuesto, que gm tiene probada su cultura y formación sólidas. Durante años lo ha demostrado con el soberbio inculto de Luis del Olmo, seguramente con poco aprecio por parte de éste locutor caducado y endiosado al que hoy en La Razón le dan un palo de órdago.

  18. Interesante observación la de Ropón sobre la oportunidad del botellazo sevillano para encubrir la tropelía del Gobierno. Incluso me pregunto si la extraña hora de anunciarla (la alta madrugada) no obedecerá al intento de aprovechar el bullicio para pasar desapercibidos en lo posible. Que pienso que no lo lograrán. Lamentarñe siempre no haber estado (no voy a manifestaciones nunca) en la calle junto a las víctimas el otro día en Madrid. Pero sospecho que voy (vamos) a tener más ocasiones, ya lo verán.

  19. No se evnda cara doña Epi, que hoy nos gustaría a muchos escuchar qué tiene que decir sobre el desafuero que supone la liberación encubierta de De Juana. Espero y deseo que les cueste caro, porque es el mayor desprecio del derecho y del sentido común que recuerdo.

  20. No recuerdo nada como la crónica de la huelga de De Juana, en especial la de su paso por el hospital/hotel, con novia encamada incluida. Han perdido un mártir pero se han encontrado con un héroe. Deben agradecérselo a Zapatero y a ese superviviente del GAL que es Rubalcaba.

  21. El botellazo, gran problema nacional. Lo del opio nunca estuvo tan claro. (La carga a estos políticos de pacotilla, justificadísima).

  22. 22:20
    ¡Ah! se me olvidaba. El resultado del partido debieran darlo por bueno, sin jugar lo que queda, que es casi todo el medio tiempo, más la sanción correspondiente, porque es indignante lo que pasó. Se los dice una bética, ¿eh?

    Y seguirá pasando si no se corta a tiempo con estos vándalos que no les gusta el fútbol, sólo dar rienda suelta a la violencia contenida que tienen –habría que ahondar y hablar mucho del porqué de ella-

    Pero lo cierto es que los directivos no ayudan y la prensa menos. No olvidemos que los artículos de los periódicos deportivos o los programas de radio son, como una especie de “salsa rosa” del fútbol. Escriben y hablan más de las peleas que se traen entre unos y otros y de los trapos sucios que del deporte en sí. Pero claro, si no lo hicieran así, los periódicos y programas de radio se quedarían con la mitad del tiempo y por lo tanto también del dinero…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.