No acaba Canal Sur de decidirse a anunciar un debate entre Chaves y Arenas. Normal tras el revolcón que éste propinó al presidente en TVE ante los preguntones de a pie. Habrá debate a cuarto, eso sí, porque ya se las aviará la propia lógica de la confusión de neutralizar una discusión verdaderamente ilustradora. Pero de debate en directo, mucho me temo que ni por asomo. Chaves es consciente de que, fuera de su círculo de tiza, es un personaje vulnerable, como lo es de que tendrá que habérselas con uno de los políticos más listos que ha dado nuestra democracia y que, encima, no tiene nada que ocultar y no poco que exhibir. Ojalá me equivoque, pero no creo que Chaves sea tan lila como para exponerse tan peligrosamente en su propio escaparate y menos para debatir sobre el estado de una región que, tras tantísimos años en sus manos, sigue a la cola de España y de Europa. Un debate de esa naturaleza podría hacer tambalear el tinglado psicológico tan pacientemente forjado. Comprendan que concederlo sería cosa de primos. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.