Como en otras ocasiones anteriores (por ejemplo en 2013), sus Señorías parlamentarias dan marcha atrás en sus proyectos de privilegios a consecuencia de los destapes informativos. ¿Será verdad, aunque mínima, lo del “cuarto poder” de la prensa? De momento la denuncia de ABC de las negociaciones de sus Señorías para subirse el trinque han quedado suspendidas, quizá a  la espera de un momento oportuno, pues sabido es que hay más días que ollas. A nuestros parlamentarios debería avergonzarles algunos de sus privilegios económicos en lugar de pretender exacerbarlos con nuevas gabelas. Ministra hubo que dijo que “el dinero público no era de nadie” pero estaba, la pobre, con toda evidencia, equivocada de parte a parte.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.