El consejero de Turismo, Comercio y Deporte de la Junta en Huelva, Luciano Alonso, tiene muchas cosas que hacer aparte de leer la prensa. Por eso, alega él, no “recuerda” si le endiñó o no le endiñó 80.000 euros del ala a su compañero de partido y alcalde de Punta Umbría. Don Luciano debe de creer que el ciudadano/contribuyente es tonto, pero alguien por encima de él debería sentirse en la obligación ética y estética de requerirle para que no diga tonterías él mismo. Más listo ha sido el de Empleo que no ha negado el pelotazo correspondiente al mismo beneficiario sobre el que, insisto en ello, me parece que no deben recaer las críticas tanto como sobre la Junta pródiga, amiguista o amnésica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.