Ha subido el paro en toda España y en Andalucía más que ninguna parte. Dentro de ésta, Huelva es la provincia donde menos se notó el fenómeno aunque es preciso tener en cuenta los volúmenes de población activa y la cifra total de desempleados en relación con ella que tiene cada provincia. Mostrar contento por esa circunstancia es absurdo, entre otras cosas porque el mes de abril es un mes considerado bueno para el empleo por los estadísticos, tratar de culpar a la capital, más absurdo todavía puesto que es lógico que se destruya más empleo allí donde hay más, y pedirle al alcalde “medidas estructurales” para combatirlo, sencillamente paranoico. Andalucía va mal y nosotros vamos en el mismo barco. No hay otra reacción posible a esta nueva demostración de insolvencia de nuestro modelo económico que reconocer su fracaso relativo y tratar de fortalecerlo. Algo difícil en plena crisis pero lo único lógico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.